laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 21 / 30 || Mañana 22 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Ahora toca producir más y ahorrar»

PENSANDO EN EL FUTURO (4). FERNANDO TRIAS DE BES Economista, novelista y profesor

«Ahora toca producir más y ahorrar»

«La crisis va a durar mucho, seguramente más de diez años», augura el economista catalán

06.01.11 - 00:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Fernando Trías de Bes (Barcelona, 1967) habla con una claridad infrecuente en su gremio. Y con rotundidad: la crisis será larga, hay que producir más y gastar menos, los políticos están más interesados por sobrevivir a corto plazo que por arreglar los problemas a largo... Este economista, profesor de Esade y novelista de éxito no usa paños calientes: 2011 será otro año difícil. Estas son sus razones.
- En la Navidad de 2008 algunos hicieron correr un mensaje por internet: feliz año 2010 y que 2009 pase cuanto antes. Han transcurrido dos años y seguimos en crisis. ¿Qué cabe esperar para el próximo?

- No está claro lo que va a pasar. Hay una cosa que me parece evidente, y es que la crisis va a durar mucho, seguramente más de diez años, quizá hasta catorce. Pero, claro, no es lo mismo la fase de arranque que la posterior. En los primeros años todo se redimensiona, se ajusta y luego continúa la crisis pero ya no duele lo mismo porque la economía se ha reestructurado. Lo que sí duele es el paro, por supuesto.
- Así que la perspectiva es mala.
- No es buena. Y la razón es que el sector privado ya ha hecho buena parte del ajuste pero el público, no. En realidad, el público empieza a hacerlo ahora. De hecho, con todo lo que hemos pasado, el gasto público ha seguido aumentando y solo en las últimas semanas se han anunciado medidas para recortarlo, por la presión de los mercados y de otros países. El resultado es que la política española está totalmente intervenida y tenemos un Gobierno que actúa contra su programa obligado por esas presiones.
- Si hiciéramos la lista de malos del año 2010, muchos españoles elegirían a los especuladores que han presionado contra la deuda. ¿Son tan culpables?
- Hay un poco de todo. Lo primero que debemos hacer es preguntarnos por qué no atacan la deuda alemana, y está claro que si no lo hacen es porque no les iba a funcionar. Atacan al débil, a quien no ha hecho bien las cosas. También hay que pensar que hay inversores que tienen miedo a una posible quita y prefieren vender, aunque sea con alguna pérdida, a correr el riesgo de verse atrapados. Y hay otros que, efectivamente, especulan sabiendo que Francia y Alemania tienen grandes intereses en el mercado financiero español e intervendrán si hace falta para salvarlos. Pero es evidente que juegan contigo si estás al borde del abismo.
Los sufridores
- ¿Qué sectores lo van a pasar peor en 2011?
- Los que dependen en gran medida de las contrataciones del sector público, por ese ajuste pendiente del que hablaba antes. El financiero podría sufrir, pero dependerá de la política del Banco Central Europeo; de si continúa o no la barra libre de financiación a la banca que ahora existe. Porque para la banca será el año de sanear balances y hacer aflorar activos de dudoso cobro.
- Hablando de la banca, en julio nos tranquilizamos con los resultados de las pruebas de esfuerzo y ahora se habla de su gran necesidad de financiación. ¿En qué quedamos?
- Yo no me creí los resultados de esas pruebas. Es imposible creérselos si estás al tanto de lo que pasa en sectores como el inmobiliario. Esas pruebas se hicieron para tranquilizar a los mercados y ganar tiempo. Lo que sucede es que habrá que asumir las pérdidas porque no se puede estar todo el tiempo con una metadona monetaria que al final genera inflación.
- ¿Han pagado sus culpas quienes tienen la mayor responsabilidad de la crisis?
- Cuando la crisis afecta al sistema financiero el problema es serio. Hay empresas a las que se les está dando tiempo y dinero para que salgan de ella. Básicamente son las constructoras y los grandes bancos. Pero esto, que se hizo en Japón en los noventa, es fatal. Se está refinanciando a un muerto, lo que resta crédito a otros sectores y retrasa la salida de la crisis.
- Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, se dice. ¿Pero no hemos estado casi obligados a ello?
- No te obligaban, pero como somos tan gregarios te sentías como un tonto si vivías con prudencia. Conozco empresas que trabajaban muy bien en lo suyo y terminaron metiéndose en el sector inmobiliario porque veían cómo, a su alrededor, quienes lo hacían ganaban mucho más dinero que ellos trabajando menos y con menos quebraderos de cabeza... Luego ha llegado la crisis. Y lo terrible es que hay mucha gente, muchos particulares que no vivieron por encima de sus posibilidades. Hablo de mileuristas que se fueron quedando atrás en la adquisición de vivienda y en el acceso al bienestar y a quienes ahora encima les dicen que tienen que apretarse el cinturón.
- Hay crisis, pero sigue siendo complicado encontrar un billete de avión o un hotel en vacaciones. ¿Cómo se explica eso?
- Por dos razones. Primera, porque la brecha en la distribución de la renta se ha agrandado. En el período de expansión la clase media creció mucho. Ahora ha descendido, y la clase rica sigue igual. Eso se demuestra con datos, no es una apreciación. Y luego, respecto de viajes y otros gastos de consumo, la explicación es que la gente, por poco que tenga, quiere participar en las distintas categorías de consumo, y por eso sigue comprando viajes, móviles, y demás, aunque busca ofertas o productos más baratos.
- ¿Qué es mejor para la economía española: consumir para tirar de la demanda o ahorrar para dar liquidez a la banca?
- Hemos gastado mucho y a crédito y nos hemos hundido en una crisis. Ahora toca producir más y ahorrar.
La clase política
- ¿Quienes tienen menos de 30 años deben ir pensando que vivirán peor que sus padres?
- Eso seguro, aunque no por eso serán menos felices. Pueden tener otro tipo de ocio con menos gasto. Desde luego, durante años, el consumo va a sufrir un recorte.
- Hablemos de políticos y economistas. Los primeros no hacen caso a los segundos y estos se equivocan mucho en sus previsiones. Y los ciudadanos ya no creen ni a unos ni a otros.
- Los economistas no somos adivinos. Hacemos previsiones porque son necesarias para establecer marcos de actuación. Pero es imposible hacer predicciones porque la economía depende mucho de la psicología humana, que es impredecible, y además hay una incidencia muy grande de las decisiones políticas. El político tiene que sobrevivir a corto plazo y muchas de las medidas que requiere la economía son a largo plazo. Nuestro drama es que no tenemos políticos como Churchill, que reclamen sangre, sudor y lágrimas pero ofrezcan soluciones. Lo que se está haciendo es trampear para ir ganando tiempo.
- ¿Deberían haber llegado PP y PSOE a un pacto de Estado sobre las medidas anticrisis?
- Habría servido para pactar medidas que paliaran los desequilibrios. El Plan E y los 400 euros no tenían ningún sentido. Sin medidas así habríamos tenido cuentas más saneadas y dispondríamos de más margen de maniobra.
- ¿Se sale mejor de la crisis con un gobierno de derechas que aplica crudamente sus recetas o con uno de izquierdas que adopta las mismas medidas tapándose la nariz y dándole una cobertura ideológica?
- No sé si es una cuestión de ideología. De lo que se trata es de no destinar recursos a financiar la ineficacia. Al final, hay que decidir sobre lo que el país necesita. Lo que no tiene sentido es financiar a 'zombies', como llaman en Japón a las empresas que están muertas pero se mantienen en pie gracias a ese dinero público que les sigue llegando.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Ahora toca producir más y ahorrar»

Fernando Trías de Bes, fotografiado en su despacho. :: SUSANNA SÁEZ