laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 26 || Mañana 17 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Exposición en El Campello

ENTORNOS ESPECÍFICOS

Exposición en El Campello

13.09.10 - 01:30 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A iniciativa del alumnado del Taller de Pintura Mercè Rodoreda, de Elche, en la Sala Vestíbulo de la Biblioteca de El Campello, hasta fin de mes, se muestra una completa representación de las prácticas llevadas a cabo durante los cinco años de funcionamiento del Taller: ejercicios en el aula, trabajos en casa, salidas al natural y participación en jornadas y cursos de pintura. Señal inequívoca de que se quiere comunicar más allá de la salita de estar o del salón comedor. Algo a tener en cuenta para cuando reflexionemos sobre los graffiti o el arte de la calle. Una exposición colectiva de claras características multiculturales si nos atenemos al diferente estado conceptual de cada participante sobre estos asuntos del dibujo y la pintura. Sobresaliendo una gran variedad de 'subculturitas' procedentes de tanta diversidad de edades y distinta formación.
Dejando de lado la natural habilidad espacial, que se tendrá más o menos, la mayoría de los participantes en la muesta entraron en el Taller con la fijación adolescente del pseudonaturalismo o la realidad objetiva, que es donde se quedaron plantados por puro y simple desarrollo evolutivo. Reforzado, además, por la valoración social del entorno que, huérfanos de educación artística, también se mantiene empedernido en ese 'entendimiento'. Pero ahora, a la luz de los focos, ya se les ve que han entrado en derroteros más propios de las calidades plásticas, que no del difuminado o la pintura relamida con pretensiones de 'fotografía' Como es natural, estas prácticas más 'impresionistas-expresionistas' irán separando al contemplador-sensible del contemplador-común.
Pero si tierna pudo parecernos aquella acometida conceptual del realismo objetivo y los temas bonitos, más tierna todavía podría ser esa disposición pedante que en pro de 'lo moderno' se pone a apelmazar los cuadros con un sinfín de materiales varios distribuidos a lo tuntún. Paradójicamente, de enorme aceptación social porque en las ferias y revistas de muebles 'se llevan'. Por supuesto, nadie estará en contra de las oscilaciones del gusto, pero en algún sitio se tendrá que hablar de lo que es una pintura superficial o estúpida comparada con una obra sentida y personal, por muy 'naïf' o 'bruta' que sea. Pues sólo Dios sabrá la cantidad de gente que, sin haber recibido educación artística ni en Primaria ni en Secundaria, llegado el momento de montar casa, la tienda de muebles le habrá regalado los cuadros para encima del sofá, encima de la cama y encima de la cuna del nene, mayormente abstractos y texturalistas. Y después nos toca a nosotros, los educadores, informar de que esos cuadros son pura faena; que esa firma que tanto cuesta leer es un simple pseudónimo. Indefectiblemente, a la sombra de estos cuadros vacíos se criarán todos los del nido. Ahora, en la exposición de El Campello, a la luz de los focos, se agradece esa prudencia en no pasarse de 'enteraos'. Todo un síntoma de buena educación. Que ya es.
Mención aparte merece el tríptico que se ha confeccionado para la presentación. Una auténtica transgresión de los catálogos habituales del artista-genio. En las imágenes no se alude a ese don especial del artista cuyo peso y trascendencia hace que lleven siempre el ceño fruncido. En su lugar vemos , por ejemplo, una joven embarazada a punto de explotar, muerta de risa, pero que se esfuerza por tener pintado el osito para cuando llegue la criatura. Vemos un improvisado 'botellón' con tarta de almendra en medio de la clase porque alguien se ha hecho una colonoscopia y no ha dado cáncer. Vemos a algunas de las alumnas haciendo el pino... Pequeñas historias de la posmodernidad.
Así las cosas, habrá que felicitar al Ayuntamiento de El Campello por permitir que en sus salas de exposiciones, más allá de los artistas de siempre, tengan cabida las obras heroicas de quienes luchan por superar la ausencia de educación artística en la edad crítica y por apartar el arte hortera al que pudieran estar condicionados. Después, el agradecimiento al Centro de Formación de Personas Adultas Mercé Rodoreda por impulsar un taller extaescolar que enmiende en lo posible lo que nunca se dio y debió darse. Finalmente, la enhorabuena a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Elche por haber estado, ¡ahora sí!, con los tiempos que corren apoyando esta manifestación. Vamos bien.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Exposición en El Campello

Alumnos del Taller del Mercè Rodoreda, en plena tarea creativa. :: J.LL.



Videos de Noticias - ALICANTE
más videos [+]
Noticias - ALICANTE

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar