laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 15 / 22 || Mañana 13 / 21 |
más información sobre el tiempo

TINTO DE VERANO

Los usos de la lengua

04.07.10 - 00:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Llegó el periodo vacacional por excelencia y también el más austero de las últimas décadas a causa de la crisis aunque estos días se va sobrellevando por el Campeonato del Mundo de Fútbol y los goles de Villa que supongo el año que viene no le obligarán a llamarse Vila.
Es tiempo, pues, de cambiar de registro, relajarse, contar vivencias pasadas, anécdotas viajeras y actividades estivales para esbozar alguna sonrisa.
La tendencia de los últimos tiempos respecto a los titulares de prensa, es hacerlos sugerentes, en cierta manera 'amarillos', que llamen a la lectura desde el juego de palabras, el doble sentido o el equívoco.
Hace unos cuantos años ejercí para este periódico las funciones de corresponsal en Torrevieja durante el estío. Varios días a la semana redactaba la crónica sobre lo que acontecía en la llamada como recurso 'ciudad de la sal'. La noticia que más repercusión tuvo fue aquella que titulé 'Para mearse de pena' y hacía referencia a la insólita actitud del casino torrevejense que permitía a los turistas sentarse en la amplia y céntrica terraza de su cafetería para tomar aperitivos, meriendas, copas o lo que se terciara pero les prohibía utilizar sus aseos porque sólo estaban reservados para los socios. Evidentemente la cabecera llamó la atención y propició la lectura.
Si hoy nos fijamos en palabras como 'lengua' vemos de qué manera admite varios significados con sus sinónimos correspondientes; de un lado, hablamos de la sin hueso y la húmeda; de otro, del idioma o el habla. Y con la primera de ellas uno puede hacer más cosas que hablar como por ejemplo saborear un helado. Pero nuestra habitual procacidad nos hace pensar en otras labores no sé si llamarlas lingüísticas.
Imagínenese ustedes en la década de los ochenta a un chaval de veintitantos años dando clase en un colegio femenino a doscientas ochenta alumnas repartidas entre el segundo ciclo de EGB, BUP y FP en aulas que llegaban a albergar hasta a cuarenta y cinco de aquellas chicas en edad difícil y algunas, como dicen los cubanos, en 'candela'.
Ya vi por dónde iban a ir los tiros cuando una de aquellas muchachas me dijo si, como profesor de Lengua que era, les iba a enseñar cosas nuevas que no supieran pues había un apartado, al que tenía enormes ganas de llegar, que se refería al 'buen uso de la lengua'.
Recuerdo que tras la explicación de las palabras sobreesdrújulas, les pedí que me pusieran algunos ejemplos: 'entrégasela', 'permítemelo'… hasta que la borde de turno dijo 'tócamelo' y la siguiente 'bajámelas' con que se dio por concluido el apartado.
La práctica totalidad de las chicas iba en vaqueros todo el año pero cuando llegaba el tiempo de exámenes, abundaban las faldas por la rodilla, modelo escocés o de pañal. Ante mi sorpresa de novato, averigüé que era costumbre arraigada en las clases impartidas por personal masculino engancharse las 'chuletas' bajo el pliegue y copiar. Claro, si pillabas a alguna, quién era el valiente que le levantaba las faldas a aquellas adolescentes. Así que se impuso el todas con pantalones.
Hay que reconocer que a fuerza de mano izquierda y su pizca de autoridad, la cosa se normalizó pronto, conservo amigas que fueron alumnas, excelentes universitarias, y hay alguna que ha llegado a impartir clases de lengua y literatura española en el extranjero y han escrito varios libros sobre autores castellanos contemporáneos. Reconocer que yo las inicié en aquellas filias y les enseñé de manera práctica y no memorística la corrección a la hora de expresarse oralmente y por escrito así como el amor a la lectura, me llena de orgullo.
La lengua española da problemas en cuanto a su amplio abanico de significados que se acrecientan al otro lado del Atlántico.Que una película argentina logre la 'Concha de Oro' en el Festival de San Sebastián genera sus carcajadas cuando allá la concha ya se imaginan lo que es en la mujer; solicitar al portero de un hotel bonaerense tu deseo de 'coger' un taxi, provoca que éste te pueda contestar «pues como no sea por el tubo de escape».
En Chile existe una lotería nacional que se llama 'La Polla del Presidente'. En tiempos de Pinochet un familar mío viajó hasta Santiago. En el trayecto desde el aeropuerto a la capital, bien concienciado sobre el régimen dictatorial que se vivía allí y el poder que ejercía el general, se quedó estupefacto cuando leyó en una valla publicitaria: 'La Polla del Presidente. Le puede tocar'. Si a ello añadimos que a 'sortear' se le llama 'correr', leer en un periódico «mañana se corre…» generaba cuanto menos asombro.
También es cierto, aunque se ha perdido mucho su empleo por razones obvias, que en España a las chicas que habían alcanzado la pubertad se las llamaba pollas. En esta tierra no ha sido muy común el término pero estando de estudiante en Barcelona, me llamó la atención ver en un escaparate de la calle Aragón unas bragas reducidas junto a un cartel que decía: «Para las pollitas».
Otro día seguiremos hablando de más ejemplos divertidos de errores, equívocos y demás que, por cierto, son absolutamente ciertos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti



Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA