laverdad.es
Miércoles, 17 septiembre 2014
nuboso
Hoy 21 / 28 || Mañana 21 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La autopista AP-7 pierde más de un millón de conductores para evitar pagar el peaje

PROVINCIA ALICANTE

La autopista AP-7 pierde más de un millón de conductores para evitar pagar el peaje

La crisis económica ahuyenta a los viajeros hacia la carretera nacional, pese a que soporta mucho más tráfico y largas colas

15.03.10 - 00:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los europeos deben vernos fama de tacaños, como a los catalanes, porque les cobramos por usar la única carretera que permite, de momento, recorrer toda la costa mediterránea de norte a sur. Ya les gustaría, sin embargo, a los valencianos, dejar de pagar, cada día por moverse por el litoral, donde vive el 80% de la población. Y aún quedan miles de tickets por recoger y millones de paradas que hacer frente al peaje para rascarse el bolsillo. Hasta 2019.
10 años antes de que el término autopista pase a mejor vida el debate sobre el rescate de esta carretera, esencial para las comunicaciones, se ha abierto. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, recogió el guante de Compromís y anunció que iban a solicitar que la autopista fuera gratuita. Desde entonces ha habido comentarios y declaraciones para todos los gustos y colores. El último, el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que dice que prefiere que se desdoble la N-340 a rescatar la autopista, porque es más caro.
La falta de inversiones es, precisamente, lo que ha motivado que no haya alternativas recomendables para la AP-7, pese a que hace cinco años se anunció que en 2010 estaría terminada una autovía que recorrería todo el territorio valenciano, desde Vinaròs hasta Pilar de la Horadada. Por Castellón, la N-340 está por desdoblar en muchos tramos, mientras que en Alicante, por la costa, quedan variantes y duplicaciones de calzada pendientes desde hace años.
Y la crisis, claro, se hace notar más que en ninguna otra infraestructura. El volumen de vehículos que usaron la autopista AP-7 el pasado año bajó considerablemente, un 12,42% en los 148,52 kilómetros que tanscurren entre Valencia y Alicante. Bueno, entre Silla y San Juan. Se puede achacar un pequeño porcentaje a que disminuye la actividad y también el número de vehículos, se habla además de menos turistas que accedieron a España, también por carretera. Pero lo que está claro es que los conductores evitaron el peaje para ahorrarse un buen dinerito. 26,7 euros cuesta recorrer de norte a sur la AP-7.
Menos circulación
En total, más de un millón de viajeros menos tuvo la autopista con respecto al año anterior, 2008. Entre Valencia y Alicante circularon 26.179 conductores al día, que disminuyeron hasta los 22.928 en 2009. En el tramo entre Tarragona y Valencia, un recorrido que se alarga durante 225,32 kilómetros, viajaron 887.680 vehículos menos que el año anterior, un 10,98% de diferencia, notable para las arcas de los concesionarios de la autopista.
Mario es comercial de una empresa de plásticos de Silla. Cada día se sube a su coche e inicia su ruta, que le lleva a los municipios de Castellón y Alicante. «Es un gasto, porque la empresa no me lo paga. Ahora que las cosas van mal prefiero ahorrar y utilizar la carretera nacional. En Castellón haces colas y ya está, el problema sin embargo está en Alicante, ir por los pueblso es una pesadilla». Mario tiene razón. La orografía de la zona de Dénia, Altea, Xàbia o Calpe, hasta llegar a Benidorm, provoca que las curvas se multipliquen en carreteras estrechas aunque, eso sí, llenas de encanto.
Por este motivo, los vecinos de estas poblaciones preferirían la gratuidad de la autopista a duplicar la calzada de la carretera N-332. «Solamente hay que gastarse el dinero para que la podamos recuperar. ¿Para qué vamos a hacer otra autovía si ya tenemos una?», dice Almudena, vecina de Dénia.
El 1 de enero de 2020, si no se rescata la autopista para su uso gratuito antes de esa fecha, será el primer día en que se pueda circular como si fuera una autovía. Lo único que se consiguió hace unos años es que Aumar, la concesionaria, rebajara las tarifas, a cambio sin embargo de alargar la concesión. Ahora, conectar Valencia con Alicante cuest a 13,90 euros, mientras que para llegar desde Castellón hasta Valencia hay que pagar 5,4 euros. No son cantidades importantes, pero sí cuando se circula a menudo.
Y quienes más se resienten son los transportistas de vehículos pesados. 1.548 camiones circularon el año pasado cada día por la AP-7 hacia Alicante. Más del doble, 3.627, lo hicieron por la autopista que discurre por la provincia de Castellón. Son camiones que se dirigen desde el norte al puerto de Valencia o aquellos que se dirigen a la industria azulejera. Y también notó Aumar una disminución de vehículos pesados con respecto al año anterior.
En Tuenti


Videos de Noticias - ALICANTE
más videos [+]
Noticias - ALICANTE