Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Opinión

Edición Impresa

AL PASO

Mientras la ministra de Medio Ambiente se quita la careta, los empresarios exigen a los políticos compromisos eficaces

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los políticos juegan con las palabras para cambiarles su función de explicar las cosas y poder entendernos. Casi todos las utilizan para engañarnos y, con frecuencia, para enfrentarnos. ¿A qué viene ahora que Rajoy confirme a Francisco Camps como candidato del PP para renovar como presidente en las elecciones autonómicas dentro de diez meses cuando él sabe perfectamente que, hasta que no se pronuncie el Tribunal Supremo, su postura es una osadía? Sólo faltan cuatro días para que hable la Justicia, pero ya Rajoy se la pasa por el arco de triunfo con esta frase absolutamente ininteligible: «Que diga la Justicia lo que quiera, es decir, la Justicia allí no va a condenar al señor Camps el día 12… Yo voy a apoyar a Camps y va a ser el candidato del PP… porque comprenderá que eso de los tres trajes yo no me lo creo. Hay gente a la que le gusta y gente a la que no le gusta, pero le he dicho lo que pienso».
Así de rotundo (y absurdo) ha sido Rajoy, sin necesidad de encomendarse a santa Rita Barberá. Tan suicida, casi, como Elena Espinosa, la ministra de Medio Ambiente, que, en Toledo se acaba de quitar la careta de 'miembra' (va por Bibiana) de un Gobierno de todos los españoles, para ponerse el disfraz de socialista que hace campaña para Barreda. Culpa al PP del fracaso del Estatuto manchego, al que califica como «el inicio del pacto sobre el agua», un pacto nacional, dice con cinismo, para el que el Gobierno está abierto a todos los partidos. ¿A qué espera para convocar a todas las formaciones para debatirlo?
Sobran gestos y palabras y más cuando se utilizan para el engaño. Como ha ocurrido con la reunión de Zapatero y Rajoy, que ha decepcionado a todo el mundo. La patronal de patronales valencianas, Cierval, que preside Rafael Ferrando, y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), regida por Francisco Pons, son muy pesimistas sobre el presente de la Comunitat Valenciana. Ferrando ha pedido una reunión urgente de Camps y el líder de la oposición socialista, Jorge Alarte, tras el 12 de mayo. La reforma del sistema financiero y la Ley de Cajas de Ahorros son necesarias, pero no es suficiente para salir de la crisis. Esperan más del Consell y de la oposición.
Rajoy pasa de la Justicia; Elena Espinosa y ZP, de la Constitución. Empresarios y trabajadores tienen el corazón en un puño. ¿A dónde vamos con estos líderes?

Vocento
SarenetRSS