Martes, 2 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

PROVINCIA

PROVINCIA ALICANTE
ALICANTE / La salinidad del agua de los pozos de Villena es similar a la del Júcar, según la UA
Un tercer informe de un equipo interdisciplinar revela que la calidad de los caudales de la nueva toma de la transferencia es algo mejor que la procedente del Tajo
ALICANTE / La salinidad del agua de los pozos de Villena es similar a la del Júcar, según la UA
TUBERÍAS. La ministra Narbona, en la central de Alhorines, en Villena, hace ahora un año. / L. GUIL
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
EL DATO
Porcentaje: del conjunto de muestras de agua de riego tomadas en la zona receptora del trasvase sólo el 23% presenta mejora calidad para el riego (valores de conductividad eléctrica menores), el 10% tiene similar calidad y el 67% es de calidad inferior.

Por pueblos: las muestras de agua que se usan en la actualidad para riego en la zona receptora del futuro trasvase se han tomado en noviembre y diciembre en Agost, Alicante, Aspe, Banyeres, Benejama, Biar, Castalla, Elche, Elda, Hondón de los Frailes, Hondón de las Nieves, La Romana, Novelda, Petrer, Salinas y Sax.

Publicidad

La conductividad eléctrica del agua que llegará a finales del 2008 desde el Júcar para el riego de las comarcas alicantinas es similar, si no más baja, que la de los caudales que se usan en estos momentos para el riego y que tienen otras procedencias, como los pozos de Jumilla-Villena y el Tajo-Segura. Un tercer informe de un equipo interdisciplinar de la Universidad de Alicante (UA), elaborado a petición de la empresa estatal Aguas del Júcar, determina que, según el valor del SAR (relación de absorción de sodio del agua), la calidad del líquido del río Júcar en el Azud de la Marquesa (de donde parte la toma en el proyecto modificado y subvencionado por la Unión Europea) «es ligeramente mejor que la del Tajo-Segura, y bastante mejor que la que hubiese aportado el río Ebro».

En este tercer informe de la UA (en el que participan expertos en biología aplicada, ingeniería química, agroquímica, bioquímica y ecología) se establece un análisis comparativo de la calidad del agua para riego en el Azud de la Marquesa, respecto a aguas de otras procedencias y que se usan actualmente con fines agrícolas en las comarcas alicantinas.

El informe se basa en la elección de agua del río Ebro en Tortosa, del río Júcar en el embalse de Cortes de Pallás, del Tajo-Segura, de los pozos del acuífero de Crevillent y de los pozos del acuífero de Jumilla-Villena, más una muestra de las aguas que se están utilizando para el riego, en la actualidad, en el área receptora.

Los autores del informe, expertos de la Universidad de Alicante, justifican esa elección en varios motivos. En el caso del Ebro, en que había un proyecto de trasvase. La del Júcar, en Cortes de Pallás, en que también había un proyecto ya iniciado que se desestimó por falta de caudales suficientes; en el caso del Tajo, porque «es un aporte externo relevante para la provincia». Además, los autores consideran que es adecuado comparar las aguas subterráneas de los acuíferos de Crevillent y el de Jumilla-Villena, de donde riegan miles de agricultores de la zona receptora del nuevo proyecto del Júcar-Vinalopó.

En el caso de las tomas, se han recogido en los meses de noviembre y diciembre del año 2006 en los términos municipales de Agost, Alicante, Aspe, Banyeres, Benejama, Biar, Castalla, Elche, Elda, Hondón de los Frailes, Hondón de las Nieves, La Romana, Novelda, Petrer, Salinas y Sax. La información sobre los pozos de Villena se han extraído de la empresa Enadimsa.

Una de las principales conclusiones del informe es que, en relación a la conductividad eléctrica, el agua del río Júcar en el Azud de la Marquesa e«s bastante similar a la del trasvase Tajo-Segura y a la del Ebro en Tortosa, y todas ellas se pueden considerar aptas para el riego».

En comparación con los acuíferos del área receptora, la conductividad del agua «es semejante a la media de pozos de Jumilla-Villena y bastante inferior al valor promedio de los de Crevillent».

De acuerdo con el valor del SAR (relación de absorción de sodio), la calidad del agua del Júcar en el Azud de la Marquesa es ligeramente mejor que la del Tajo-Segura y bastante mejor que la que hubiese aportado el río Ebro.

Los expertos, profesores y catedráticos de la universidad alicantina, han elaborado dos informes anteriores a propuesta de Aguas del Júcar.

Un primer informe de cinco expertos en diversas materias de la Universidad de Alicante y que tiene fecha del 26 de julio validaba el uso para riego por goteo del agua del Azud de la Marquesa, en Cullera. El consejero delegado de Aguas del Júcar, José María Marugán, dijo entonces en este diario que «los parámetros los vamos a mejorar todavía más con medidas que serán elevadas a la Confederación para reducir la conductividad natural del río Sellent».

Obstrucción de gotero

Respecto al riesgo de obstrucción de goteros para el riego por precipitación de sales, «es alto, como ocurre en la mayor parte de las aguas de la costa mediterránea española, dadas las características geológicas; no obstante, los valores son semejantes, por ejemplo, a los que se miden en el agua de abastecimiento urbano de la ciudad de Alicante, pero el problema se resuelve con el uso de fertilizantes en disoluciones ácidas», según detalla textualmente el estudio técnico.

Un segundo informe elaborado por la UA y conocido en octubre daba vía libre al uso del agua del Azud de la Marquesa, en Cullera, para el riego de todo tipo de cultivos menos fresa y judía. El estudio concluía, además, que «dados los niveles de conductividad eléctrica, no es de esperar que se produzcan daños en el suelo por el uso continuado de este agua», en alusión a la del Azud de la Marquesa, en la cola del río Júcar, en el municipio de Cullera.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad

Canales RSS