Martes, 21 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

ORIHUELA
La plaga de picudo obliga a arrancar decenas de palmeras junto al Soto de Miguel Hernández
Los ejemplares afectados por la plaga letal se triturarán para evitar que se desplace a otros árboles Técnicos de la Confederación y del Consell se reúnen hoy para evitar que se extienda hasta el Palmeral
La plaga de picudo obliga a arrancar decenas de palmeras junto al Soto de Miguel Hernández
ARRANCADAS. Palmeras tumbadas en el suelo, ayer en el Soto de Miguel Hernández. / TONY SEVILLA
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
EL FOCO
Orihuela: se ha detectado en el Soto de Miguel Hernández, a orillas del Segura, entre el casco urbano de la ciudad y la pedanía de La Campaneta. Según Manuel Aldeguer hay decenas de árboles afectados.

A qué afecta: a las palmeras, que quedan completamente destrozadas por dentro a causa de la acción del picudo rojo.

Tratamiento: en el caso de que la palmera ya esté afectada por el insecto, el único tratamiento que se puede seguir es su tala y destrucción, para evitar que las posibles larvas, que no están a la vista, se desplacen hasta otros ejemplares.

Otros focos: en la provincia se han detectado cuatro en Elche, uno en Dolores, otro en San Juan de Alicante, uno en Jacarilla, otro en Novelda y otro en San Vicente.

Publicidad

Parece que era cuestión de tiempo y los peores augurios se han confirmado, aunque todavía hay tiempo de frenarlo. El picudo rojo, la plaga letal que destroza las palmeras y que ya ha asolado distintos puntos de la provincia, ha llegado a Orihuela. Los primeros ejemplares de árboles afectados por este escarabajo que vacía los troncos han aparecido en el Soto de Miguel Hernández, a orillas del Segura, junto a la pedanía de La Campaneta. Así lo confirmó ayer el Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Manuel Aldeguer, ya que el organismo gestor de la cuenca es el encargado de mantener estas zonas del cauce del río.

A la espera de tener una reunión con técnicos del Consell, la medida que se va a tomar a modo de tratamiento es drástica: la CHS va a arrancar decenas de palmeras del Soto para evitar, sobre todo, que la plaga se desplace a lugares como El Palmeral de la ciudad, donde podría hacer mucho daño. Aldeguer explicó que las palmeras dañadas empiezan en el citado Soto y se extienden aguas abajo del cauce del Segura, de hecho, incluso llegan a término municipal de Jacarilla, donde también hay ejemplares afectados por el picudo rojo.

El tratamiento a seguir con los árboles afectados es drástico. Manuel Aldeguer indicó que se procede a la tala y posteriormente se trituran, «porque el bicho es muy fuerte y lo llena todo de larvas». El resto de las palmeras se estudiarán, una a una, para saber cuáles están afectadas por las larvas del dañino insecto. El Comisario de Aguas apuntó, además, que la especie que crece en la mota del río «es más apetitosa y le ataca más», ya que al lado de este tipo de palmeras hay datileras a las que, en el caso de Orihuela, de momento no ha atacado el picudo aunque sí en otras localidades donde se han detectado focos de esta plaga.

Los técnicos de la Confederación Hidrográfica dedicaron ayer la jornada a evaluar la situación y hoy se pondrán en faena junto con los de la Conselleria de Medio Ambiente, con quienes tienen previsto mantener una reunión para determinar cuál será el mejor remedio para frenar la aparición del picudo rojo.

Técnicos de la Concejalía de Medio Ambiente junto con el edil responsable de este área, David Costa, también acudieron ayer a comprobar el estado de estas palmeras, alertados por la aparición de la plaga. Este área municipal mantiene un férreo control en la zona de El Palmeral, donde, tal y como explicó Costa, a diario se revisan los ejemplares que hay plantados en el jardín.

Orihuela es la séptima localidad donde se ha apreciado la presencia de picudo. Antes se detectó en Elche, donde hay cuatro focos, Dolores, San Juan de Alicante, San Vicente, Novelda y Jacarilla. No es de extrañar, aunque hasta ahora se ha podido mantener limpio el término municipal, que hayan aparecido en él, ya que la plaga también ha llegado hasta la vecina Región de Murcia.

Manuel Aldeguer hizo hincapié ayer en la necesidad de actuar cuanto antes, «ya que la situación se puede volver muy complicada», y alertó de que este problema puede afectar mucho a los viveristas.

Fumigaciones

Para prevenir la aparición de nuevos focos de picudo rojo en el entorno del Segura y, concretamente en el territorio que es competencia de la Confederación Hidrográfica, el organismo gestor de la cuenca tiene previsto empezar hoy mismo una campaña de fumigación desde la desembocadura del río en Guardamar del Segura hasta Murcia.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad