La Verdad

Una oportunidad para volver a Oleza

Varias personas pasan junto al busto que recuerda a Gabriel Miró en la Glorieta que lleva su nombre.
Varias personas pasan junto al busto que recuerda a Gabriel Miró en la Glorieta que lleva su nombre. / Alberto Aragón
  • La Fundación Miguel Hernández plantea recuperar el busto de Gabriel Miró en la Glorieta

  • La propuesta se enmarca dentro de las realizadas por la entidad para la comisión municipal del 75 aniversario de la muerte del poeta oriolano

'De Oleza a Gabriel Miró'. Con esa única leyenda tallada en la piedra pervive el único monumento que se cuenta en la ciudad de la época de Miguel Hernández. El busto al escritor levantino que encontró la inspiración en sus años de estudiante en Santo Domingo para crear la ciudad donde se desarrollaron sus novelas 'El obispo leproso' y 'Nuestro Padre San Daniel' se mantiene alojado bajo la sombra de los enormes ficus del flanco sur de la Glorieta. Allí está resguardado de la escasa lluvia que le cae encima, pero no de las defecaciones de los alados habitantes de los árboles que chorrean por la escultura encargada en su día a Séiquer Zanón, el mismo escultor que talló al Cristo Yacente de la Semana Santa de Orihuela y que en aquella ocasión ganó el concurso que se puso en marcha para la creación de la talla del que Miguel Hernández y Gabriel Sijé, entre otros, formaron parte del jurado.

De este modo y para recordar estos y otros tantos aspectos que rodean la creación de la obra, dentro de la batería de propuestas realizada por la Fundación Cultural Miguel Hernández como miembro de la comisión creada por el Ayuntamiento para el 75 aniversario de la muerte del poeta oriolano, hay una que busca la recuperación de ese monumento. Su rehabilitación y la reedición de la 'romería lírica' que llevó en octubre de 1932 al propio Miguel Hernández, a Ramón Sijé o a los cartageneros Carmen Conde y Antonio Oliver de la Universidad Popular, entre otros muchos poetas y escritores de la época, a rendir homenaje a Miró en Orihuela dos años después de su muerte.

Para el director de la Fundación, Aitor Larrabide, sería la excusa perfecta para recordar aquel momento y traer hasta Orihuela a representantes de la ciudad de Cartagena que hace apenas unos días aprobó en Pleno declararse como 'ciudad hernandiana' y promover un hermanamiento con la oriolana. En esa moción se aprobó igualmente la organización de un nuevo encuentro en la Glorieta oriolana donde en torno a Gabriel Miró, al que se le considera por los estudiosos como guía de esa generación, se reunieron en 1932 los poetas levantinos.

Otra de las propuestas de la Fundación Cultural Miguel Hernández en este caso junto con la Biblioteca Fernando de Loazes a la Comisión del 75 Aniversario es la puesta en marcha de una exposición bibliográfica y documental sobre el poeta. Esto se expuso en la última reunión de los miembros de la comisión que según Larrabide lo vieron con buenos ojos. El objetivo es unir tanto los fondos sobre el poeta que existen en la Biblioteca Pública como los de la Fundación con ediciones raras y objetos como cuadros que puedan llegar de otros lugares. De este modo lo que se espera ahora es conocer con qué presupuesto podrá contarse puesto que el traslado de documentos y obras de arte del valor de las que se quieren traer requiere de gastos, sobre todo de seguros. «Queremos contar con materiales como discos y objetos relacionados con la difusión de Miguel Hernández», asegura Larrabide, quien indica que también se busca que se valore lo que se ha hecho desde Orihuela relacionado con el escritor «no ya durante su vida, sino a partir de su muerte en 1942».