La Verdad

Fernando Urruticoechea. :: a. a.
Fernando Urruticoechea. :: a. a.

Secretarios, interventores y tesoreros defienden el trabajo de Urruticoechea

  • Los colegios de Alicante y Valencia dicen que el retraso en el pago de las nóminas se debe a irregularidades en el funcionamiento del Consistorio

Los colegios alicantino y valenciano de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local mostraron ayer su apoyo al trabajo del interventor del Ayuntamiento de Orihuela y calificaron de «linchamiento» la postura adoptada hacia este funcionario «por parte de algún medio de comunicación y miembros del equipo de gobierno». En un comunicado, los colegios defienden la labor de Fernando Urruticoechea, de quien dicen que realiza su trabajo de forma correcta puesto que, aseguran, «el retraso en los pagos a los trabajadores se debe a irregularidades en el funcionamiento del Consistorio señaladas por la Sindicatura de Cuentas, no al interventor». Así, mencionan los informes de este organismo autonómico de los años 2010, 2012 y 2014, y aseguran que muestran todo su apoyo al funcionario «porque se habría limitado simplemente a hacer bien su trabajo en la gestión de gastos», a lo que añaden que desde el propio Consistorio «se reconoce que desde la entrada del nuevo interventor, en abril del 2014, se han mejorado aspectos reseñados por la Sindicatura de Cuentas». Lo que no se entiende desde los colegios de Secretarios, Interventores y Tesoreros es la situación «incomprensible» que se da en el funcionamiento de la administración local que además debe funcionar bajo el régimen de Gran Ciudad, y aseguran que solucionar la situación de los servicios de Intervención, contabilidad, gestión presupuestaria y Tesorería «ha sido desde el primer momento una reivindicación de Fernando Urruticoechea».

Cosital Valencia y Alicante ofreció así su apoyo al interventor «con el único objetivo de hacer visible la situación de desamparo en la que se ven algunos habilitados nacionales en según qué casos», y reivindican la defensa de la legalidad «como único fin de estos profesionales». Desde los colegios se lamenta que la situación dañe a los trabajadores, y apuntan como única solución posible que se pongan en marcha todos los mecanismos necesarios para llevar a cabo las mejoras que propone la Sindicatura de Cuentas, «en este sentido el interventor, Fernando Urruticoechea, apoyará todas las acciones que lleven a resolver los problemas señalados por la Sindicatura, tal y como ha hecho hasta el momento», concluyen.