La Verdad

El PSPV de Gata abandona el pleno al sentirse ninguneado por el ejecutivo

Los ediles debaten tras la salida del pleno de los representantes socialistas. :: LP
Los ediles debaten tras la salida del pleno de los representantes socialistas. :: LP
  • Los ediles socialistas criticaron las palabras de la concejal de Hacienda quien calificó de «tontería» la moción que estaban presentando

El último pleno celebrado en el municipio dejó una imagen inusual en la que quedó reflejada la situación en la que se encuentran las relaciones entre el gobierno Compromís, JuGa con sus antiguos socios del PSPV .

Los dos ediles socialistas -ahora en la oposición- Maria Elena Rodríguez y Pepe Juan Mulet, decidieron abandonar la sesión cuando estaban defendiendo una moción presentada por ellos mismos, tras un comentario de la concejala de Hacienda, Tere Arabí.

La edil de Compromís calificó de «tontería lo que estamos haciendo aquí» en relación al debate que gobierno y oposición mantenían tras la propuesta de los socialistas sobre una posible bajada del IBI hasta el 0,71%. Inmediatamente después, los dos representantes del PSPV, tras increpar a Arabí por sus palabras, abandonaron el salón de plenos. Aunque rápidamente la edil de Hacienda pidió disculpas, «cuando pasan ciertas horas, una se pone nerviosa», no consiguió que los dos socialistas volviesen a sus asientos.

Tras esta trifulca y diez minutos más de receso, el resto de la corporación decidió dejar sobre la mesa dicha moción. Una propuesta en la que Pepe Juan Mulet afirmó que, tras un estudio realizado por su partido, habían llegado a la conclusión de que la rebaja del tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles podía llegar hasta el 0,71% , 0.04 puntos más de lo que había propuesto el equipo de gobierno en el pleno celebrado el pasado 3 de noviembre. Según indicó Mulet, si quisieran realizar esta reducción se podría garantizar la estabilidad presupuestaria «si se realizase una modificación de la inversión financiada al 100% por el ayuntamiento como son los presupuestos de participación».

Para el edil socialista «es más importante favorecer una bajada del IBI que no incrementar un año la partida de estos presupuestos».

Antes de la incendiaria intervención de Arabí, la alcaldesa, Magda Mengual, recordó a sus excompañeros de gobierno que la propuesta no podía tramitarse «porque no hay tiempo». Mengual explicó que para aprobar un nuevo IBI hay que dejar dicha propuesta durante 30 días en exposición pública, «ahora no disponemos de ese tiempo porque debe entrar en vigor el día 1 de enero», matizó.

Por ello, la munícipe instó a todos los partidos políticos, a través de una enmienda, a reunirse para decidir el IBI del año 2018. «Si en mayo disponemos de los informes necesarios que este año no han llegado a tiempo, podremos sentarnos y consensuarlo», apuntó. Aunque no pudo votarse. Finalmente, la propuesta quedó sobre la mesa.

Por otra parte, la alcaldesa dio cuenta de las nuevas delegaciones de las concejalías tras la incorporación del concejal Toni Arabí quien estará al frente de Deportes, Fiestas, Juventud y Turismo. Mientras que Tere Arabí se encargará del área de Educación.