La Verdad

Talan diez pinos en un camino de la Vall de Gallinera para impedir el paso a los senderistas

Los pinos cortan el paso a los senderistas que quieren visitar el Castell de Benissili. :: LP
Los pinos cortan el paso a los senderistas que quieren visitar el Castell de Benissili. :: LP
  • Se trata del segundo ataque que sufre la zona después de que alguien arrancase varias de las señalizaciones de la 'Ruta dels 8 pobles'

Sorprendidos quedaron algunos vecinos de la Vall de Gallinera al descubrir el pasado fin de semana, diez pinos cortados que impedían el paso en uno de los caminos que lleva hasta el Castell de Benissili.

Un acto que, al parecer, fue intencionado, según afirmaba el alcalde de la Vall de Gallinera, Toni Pardo, que fue alertado por los vecinos que descubrieron dicha tala. El primer edil explicó que el corte que presentaban los árboles indicaba que se había utilizado una sierra mecánica para perpetrar dicho acto vandálico. Pardo apuntó, además, que la posición en la que habían quedado los diez pinos «evidenciaba que la intención de los autores era cortar el paso de los posibles senderistas».

Para esclarecer lo sucedido, está previsto que miembros del Seprona acudan hoy a la zona para tomar las pruebas necesarias.

A pesar de que todavía se desconocen los motivos por los que se ha producido dicha tala, algunos vecinos, incluido el alcalde, apuntan a «alguien que quiere reducir la presencia de turistas en la Vall de Gallinera porque no le gusta que vengan a visitarla», puesto que no es la primera vez que tiene lugar un boicot en las sendas de la zona.

Según explicaba el primer edil, hace tan solo un mes alguien se dedicó a arrancar algunas de las señalizaciones de la 'Ruta dels 8 pobles' situadas en las diferentes sendas que unen los municipios de la Vall de Gallinera. El equipo de gobierno, comentaba Pardo, tan sólo ha podido recuperar unas pocas señales hasta la fecha.

A estos dos actos vandálicos se suma un tercero que sucedió, también este fin de semana, durante la jornada de voluntariado en la zona de la Font del Llimener, en Alpatró. Tras varias horas limpiando la zona, la decena de voluntarios encontraron todas las ruedas de sus vehículos acuchilladas a su regreso.

A pesar de estos ataques, desde el gobierno local no se amilanan y prosiguen con sus proyectos «para mejorar la Vall de Gallinera» como la limpieza y recuperación de espacios, entre otros.

Por ello, la pasada semana mantuvieron la segunda reunión informativa y participativa con los vecinos de la zona para trabajar «de forma conjunta», con el proyecto estructural de la Vall. Según apuntaba el primer edil, «ya hemos presentado ideas, como la constitución de un banco de tierras, pero también queremos conocer todas las propuestas que tengan nuestros vecinos».