La Verdad

Pancarta y lío en el turno de los vecinos

El alcalde intervino ayer en el Pleno más de lo habitual. Además de pedir a vecinos del barrio San Antón que retirasen una pancarta y llamar al orden a varios concejales, también fue necesaria su mediación después, al acabar la sesión, en el turno de palabra reservado a los ciudadanos. En el primer caso, porque quien registró la pregunta en su día no era la misma persona que quería exponerla ayer. Además tuvo que pedir al segundo interviniente que se ajustara al tiempo estipulado, lo que provocó su enfado y que abandonara el atril.