La Verdad

Martirio. :: r. a.
Martirio. :: r. a.

El Premio Nacional de las Músicas Actuales reconoce a Martirio

  • Durante tres décadas ha renovado la copla y se ha sumergido en el flamenco, el jazz, la bossa nova, el tango, el bolero, el pop, el rock y las sevillanas

El «coraje y la libertad con la que ha trabajado llevando su actitud transgresora desde su imagen a su música» son parte de los valores reconocidos a la cantante Martirio por el jurado que ayer le adjudicó el Premio Nacional de las Músicas Actuales 2016. El fallo del galardón, concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y dotado con 30.000 euros, destaca también el trabajo de Martirio con «su personal aproximación a las músicas populares, desde sus raíces andaluzas, mostrando el valor de la copla a las nuevas generaciones y por propiciar un acercamiento profundo a la música iberoamericana».

María Isabel Quiñones (Huelva, 21 de marzo de 1954), antes de tocarse con peinetas, gafas ahumadas y batas cola, inició su andadura artística como integrante del grupo Jarcha, formación legendaria en la Transición por sus temas folk. Posteriormente, actuó el grupo Veneno, junto a Pata Negra y Kiko Veneno.

En 1986, Martirio publica su primer disco 'Estoy mala', producido por el mismo Kiko Veneno. Es en ese momento cuando la cantante inicia una revolución dentro de la música popular española e hispanoamericana. Para ello actualizó y recuperó temas muy conocidos a los que incorporó nuevos ritmos. Según se define la galardonada, ella se considera como «una especie de arqueóloga musical».

Durante tres décadas de carrera, Martirio ha renovado la copla española. Se ha sumergido en el flamenco, el jazz, la bossa nova, el tango, el bolero, el pop, el rock y las sevillanas. Y para ello no dudó en adoptar esa imagen folclórica con pinceladas vanguardistas, justo en un momento en el que la llamada Movida madrileña tomaba las riendas de la cultura de la calle. Es a partir de ahí cuando el lenguaje musical de Martirio empieza a desarrollarse y a crearse a través de cada uno de sus diversos trabajos discográficos, en un amplio espectro de músicas y géneros distintos que ha fusionado con naturalidad.

Pero Martirio no solo canta, también escribe. Así es autora del libro 'La vuelta a Martirio en cuarenta trajes', publicación en la que colaboró el escritor Juan Cobos Wilkins y prologó de Jose Luis Sampedro.