La Verdad

La poesía inédita vuelve al papel

El grupo de editores de la revista de poesía.
El grupo de editores de la revista de poesía. / R.A.
  • 'La Galla Ciencia' publica el sexto número dedicado a difundir la obra de los autores noveles

  • Sus editores presentan hoy en Alicante el último trabajo de esta publicación que rescata el formato de papel propio de las revistas literarias

A pesar de que internet y las pantallas están ganando terreno a la lectura en papel en muchos de sus ámbitos, todavía hay iniciativas que apuestan por los canales más tradicionales del mundo de las letras. Es el caso de la revista de poesía 'La Galla Ciencia' (LGC). Su sexto número se presenta esta tarde, a las 20.30 horas, en el café artístico 'The October Press' del Casco Antiguo de Alicante.

Bajo el lema 'Minoría Virgiliana II' y el subtítulo 'Los Poetas Sensatos', esta revista semestral que se publica desde hace tres años, reúne en su último número poemas inéditos de un total de 37 autores. Daniel J. Rodríguez, uno de sus editores, explica que el objetivo de la publicación es aglutinar todas las tendencias y voces poéticas que ofrece el panorama poético español hoy en día y hacerlo a la antigua usanza: en papel. La selección de los textos se basa en dos criterios: que no hayan sido publicados con anterioridad y que los poetas que participen sean autores vivos. La revista combina la publicación de escritores noveles con otros poetas con una trayectoria ya reconocida. Este nuevo número que se presenta esta tarde incluye, por ejemplo, poemas de Juan Bonilla, Vicente Gallego o Emilio Quintana.

La revista ha querido, además, rendir un homenaje al número cuatro de la publicación asturiana 'Escrito en el agua' publicado hace 25 años y dedicado entonces a los llamados 'Poetas de los 90'. Incluía a 15 autores, muy jóvenes en aquellos años, que tan sólo tenían un libro editado y que, hoy, transcurrido el tiempo, «son poetas consagrados y que han dejado una huella inexcusable en la poesía española contemporánea». Además de versos inéditos de estos autores, el número seis de LGC incluye una colaboración del propio editor de la revista, José Luis Piquero. La filosofía de ambas publicaciones tiene en común el apoyo a las nuevas generaciones de escritores. «Es más fácil publicar a los grandes que difundir las nuevas voces. Pero nosotros apostamos por ellas. Apostamos por el futuro», explica Rodríguez. En su opinión, las nuevas tecnologías viralizan muchos contenidos y no siempre de calidad «pero si sabes buscar bien encuentras autores verdaderamente maravillosos. La poseía sigue estando muy viva», dice.

El último número incluye también unos versos del poeta Víctor Botas (Oviedo, 1945-1994) porque, según Daniel J. Rodríguez, aunque la revista se centra en creadores vivos, también queremos hacerle un hueco a la memoria de quienes ya no están. La revista, que ya se ha puesto a la venta en las librerías, tiene una tirada de 1.000 ejemplares. En todos los números sus editores han querido compatibilizar la calidad de los contenidos con una edición «muy trabajada y muy bella», asegura Daniel J. Rodríguez. En este último se ha contado con la colaboración de la ilustradora Laura Fernández.

Vehículo de expresión

La revista como vehículo de expresión de autores contemporáneos que el tiempo, en muchos casos, se ocupó después de consagrar ha sido una constante a lo largo de la historia. De hecho, las revistas literarias en España siempre han sido un reflejo del mundo de la creación ligada a diferentes corrientes y momentos históricos. No podría entenderse, por ejemplo, la Generación del 27 sin revistas antológicas como 'Carmen' -fundada por Gerardo Diego en 1927-, 'Litoral'- creada en 1926 por Emilio Prados y Manuel Altolaguirre-, 'Gallo' -que vio la luz en 1928 dirigida por García Lorca- o la 'Revista de Occidente'- impulsada en 1923 por Ortega y Gasset, entre otras. Los expertos coinciden en que la historia de la literatura no se puede hacer sin conocer las revistas literarias de la época.

'La Galla Ciencia' se creó en febrero de 2013 como una forma de rememorar, de una manera un tanto romántica, la época dorada de aquellas publicaciones. Es una manera de conservar al menos el eco de lo que fueron en otros tiempos. Y, por supuesto, debía ser en formato papel.

Según Daniel J. Rodríguez «hay un interés por parte de la sociedad de consumir poesía. La gente quiere leer poesía. Y la mayoría quiere leerla en papel. Se podría decir que somos una minoría. Pero somos una gran minoría. Nosotros hacemos una tirada de 1.000 ejemplares , porque por nuestra experiencia es lo que se suele vender. Y es mucho. Normalmente las revistas culturales editan entre 300 y 400», afirma.

La periodicidad de la publicación es semestral pero de manera puntual realizan ediciones especiales. De hecho en estos momentos está a punto de publicarse un número especial en homenaje a David Bowie, fallecido en enero.

Temas