La Verdad

Gabriel Echávarri.
Gabriel Echávarri. / A.D.

Echávarri ve «imposible» un acuerdo para una ZGAT unitaria

  • El alcalde de Alicante argumenta que la Comunitat un territorio «heterogéneo» donde se deben «respetar las particularidades de cada región»

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha rechazado negociar una política de Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) unitaria para toda la Comunitat con el argumento de que eso es algo "imposible" en un territorio "tan heterogéneo" donde se deben "respetar las particularidades de cada región".

En declaraciones a los medios tras ser preguntado por la intención del conseller de Economía, Rafael Climent, de alcanzar un acuerdo común para Valencia y Alicante, Echávarri ha asegurado que si ese es su objetivo "no va a haber acuerdo".

En cuanto a la decisión de Climent de solicitar en los juzgados la anulación de las ZGAT de ambas capitales, el alcalde ha entendido que se verán afectas las zonas delimitadas en 2013 por los anteriores gobiernos del PP, no así la última aprobada en Alicante por el tripartito que encabeza junto a Guanyar y Compromís.

"Tenemos una nueva ZGAT aprobada en el Consejo Local de Comercio con un gran consenso, por lo que creo que no lo va a impugnar; me dio su palabra (Climent) y confío en que no va a hacer nada", ha subrayado.

Sobre si apoya la proposición no de ley que presentará Compromís en el Congreso de los Diputados para que el Gobierno elimine el Real Decreto que obliga a Alicante y Valencia a tener ZGAT, entendiendo que el Estado no tiene esas competencias, Echávarri ha preferido esperar hasta leer el documento para responder.

En lo que sí ha coincidido es en que "hubo una invasión de competencias por parte del Gobierno central" y que el PP de la Comunitat debió, en su momento, presentar un recurso de inconstitucionalidad.

En este sentido, ha abogado por que la Generalitat lo lleve ahora a cabo, aunque desconoce si aún se está en plazo para ello, según ha reconocido.

Por lo que respecta a otros asuntos, el alcalde se ha referido a la amenaza de huelga planteada por el comité de empresa del servicio de limpieza y mantenimiento de colegios y dependencias municipales, debido al desagrado con el que ven el documento del nuevo pliego de condiciones.

Echávarri ha asegurado que se está "intentando incluir todas las peticiones que llegan y que entran dentro de la legalidad", pero que "lo que no puede hacer el pliego es regular condiciones laborales".

"Tenemos que tener mucho cuidado porque si no lo hacemos conforme a la legalidad y alguien lo impugna, estamos nueve meses más pagando fuera de contrato a la espera de que se resuelva la impugnación, y no podemos", ha valorado.

También ha justificado el malestar de los trabajadores en que, durante un año, "a lo mejor sin mala intención", ha habido "sectores que les han dicho que iban a ser funcionarios cuando, realmente, nunca podrían haberlo sido".

"Estamos andando en un filo, ajustándolo mucho para, dentro de la legalidad, hacer todo lo que nos piden los trabajadores, pero hay peticiones que no podemos atender", ha insistido.

Por último, ha anunciado que intentará reunirse mañana con la portavoz de C's, Yaneth Giraldo, para presentarle el proyecto de presupuestos para 2017 que ha elaborado la concejalía de Hacienda y que puedan presentar sus alegaciones.

En contraposición, se ha mantenido firme en su decisión de no hacer lo mismo con los representantes del PP.