La Verdad

El Ayuntamiento desbloquea el pago pendiente a las familias de Xarxa Llibres

Reparto de libros a familias y alumnos en el IES Playa San Juan con el inicio de curso.
Reparto de libros a familias y alumnos en el IES Playa San Juan con el inicio de curso. / Álex Domínguez
  • La segunda fase del programa de ayudas para libros contempla el abono de 663.000 euros a quienes devolvieron el material el pasado junio

Las familias alicantinas que esperan la segunda fase del programa autonómico Xarxa Llibres de la Conselleria de Educación puede que empiecen a cobrar las ayudas en breve. El Ayuntamiento de Alicante aprobó ayer, en Junta de Gobierno Local, el gasto de 663.384 euros para culminar el programa, así como la lista definitiva de beneficiarios. Hay que recordar que los padres devolvieron los lotes en sus centros el pasado mes de junio.

El Ayuntamiento explica en la propuesta de acuerdo aprobada ayer en la Junta que en la primera fase de este plan, que busca la creación de bancos de libros, se concedieron ayudas por valor de 1,4 millones de euros en Alicante. Se beneficiaron 13.929 personas de un total de 14.099 que lo solicitaron. Solo fueron rechazadas 170 por no cumplir con los requisitos.

En esta segunda fase, la cuantía es muy inferior, menos de la mitad, pero es que los beneficiarios tampoco son los mismos que recibieron el primer cheque, sino muchos menos, dado que la ayuda va dirigida, en este caso, a aquellas familias que devolvieron los libros de texto del curso pasado y el cheque que recibirán variará en función de cuántos de estos libros han aportado. El máximo es de 100 euros.

En total, el programa de Xarxa Llibres ha supuesto un desembolso de 2,1 millones de euros en la ciudad de Alicante, financiadas por la Generalitat, la Diputación y el Ayuntamiento de Alicante.

Un plan, el de la gratuidad de libros de texto, que ha dado más de un quebradero de cabeza a padres, docentes y equipos directivos de los centros, primero por los retrasos que se han acumulado en los pagos en las ayudas -con el inicio de curso todavía había familias que no tenían en su poder los primeros 100 euros- y segundo, por los problemas para la reposición del material que faltaba, sobre todo en institutos.

Una carencia que ha llevado a madres y padres a comprar parte del material, a pesar de que devolvieron el lote completo, por temor a que sus hijos comenzasen las clases sin libros, y a centros a seguir sin repartir los ejemplares a todos los estudiantes justificando la falta de financiación del Consell.

Desde la Conselleria de Educación han negado que este problema de falta de libros haya afectado a muchos alumnos, -a pesar de que reconocieron incidencias en la gestión-, frente a las críticas de asociaciones de madres y padres de alumnos. Ha habido Ampas que han presentado reclamaciones porque solo habían recibido tres o cuatro libros del total de lotes y el Síndic de Greuges decidió una queja de oficial. El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, rechazó estas críticas, afirmó que la mayoría de centros disponen de fondos para la reposición y defendió que la «inmensa mayoría» de alumnos han tenido este curso libros de texto gratis.

Desde el Ayuntamiento, justifican en la propuesta aprobada ayer, que su papel en esta segunda fase de Xarxa Llibres se limitaba a «efectuar el pago de acuerdo a los datos económicos facilitados por la Conselleria de Educación y en base a lo establecido en los procedimientos». Unas instrucciones que se publicaron en mayo de 2016 y que, sin embargo, no se han materializado hasta ahora en la disposición de fondos.