La Verdad

Cierran la playa de San Gabriel tras aparecer centenares de peces muertos

fotogalería

Un operario rastrilla la playa de San Gabriel mientras la Policía Local advierte a un ciudadano de que el baño está prohibido. / Alex Domínguez

  • Los primeros análisis realizados por Medio Ambiente descartan toxicidad en el agua y apuntan a que la causa es la proliferación de fitoplancton por la temperatura del mar

El Ayuntamiento de Alicante ha prohibido temporalmente el baño en la playa de San Gabriel ante la aparición, ayer, de una gran mancha verde en el agua, acompañada de centenares de peces muertos en la orilla.

Desde última hora del jueves y, sobre todo, a primera hora de la mañana de ayer, el mar empezó a arrojar a la playa centenares de pequeños peces muertos. Además, se observó que el agua había adquirido un color «verde intenso», según explicaba el concejal de Medio Ambiente, Luis Barcala.

Lo más probable es que el arenal, que no está considerado oficialmente zona de baño pero que aún así frecuentan cada día muchos alicantinos, permanezca cerrado todo el fin de semana, mientras el Seprona, el Ayuntamiento y el Instituto de Ecología Litoral analizan las muestras que se tomaron ayer en la playa.

A falta de estos resultados definitivos, los primeros análisis descartaron ayer que existiese toxicidad en el agua, que cuenta con un PH biológico normal», informó Barcala. La hipótesis que cobra fuerza es que se trata de una explosión de fitoplancton, pequeños organismos que viven en el mar y que, en circunstancias muy determinadas, como las altas temperaturas y la falta de corrientes, se multiplican exageradamente y consumen buena parte del oxígeno del agua, lo que mata a los peces del entorno.

Se trata de un fenómeno muy localizado y poco frecuente pero natural que, según explicaron ayer al Ayuntamiento desde la Dirección General de Aguas de la Conselleria de Medio Ambiente, se ha producido ya de forma puntual en algunas playas de la Comunitat este verano.

El principal motivo es la elevada temperatura del mar Mediterráneo, que este año ha superado la media habitual durante el verano, lo que además de favorecer la proliferación del fitoplancton aumenta el riesgo de que se produzca la temida gota fría.

Fueron los primeros bañistas del día de ayer los que, alertados por la presencia de los peces muertos en San Gabriel, avisaron al Ayuntamiento y al Seprona. Enseguida acudieron a la playa la Policía Local, técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante, junto al concejal responsable, además de agentes del Seprona e investigadores del Instituto de Ecología Litoral, que tomaron muestras del agua, de las algas y de peces muertos para analizarlas y determinar las causas de este inusual fenómeno.

Por prevención, la primera medida que se tomó fue el cierre de la playa, ante la posibilidad de que existiesen sustancias tóxicas en el agua, lo que después de descartó.

Los técnicos colocaron carteles en los que se advertía de la prohibición del baño, que «se mantendrá hasta que estemos seguros de que la situación está controlada», aseguraba Barcala. «Aunque no haya toxicidad, no es recomendable el baño hasta la completa desaparición de la mancha de fitoplancton, que dependerá del tiempo y las corrientes de agua», apuntó el edil. Por ello no se puede adelantar todavía la fecha en la que se reabrirá la playa.

Durante todo el día de ayer se activó un servicio especial de limpieza de la playa. Enviaron a varios operarios para que retirasen con maquinaria los peces muertos y las algas.