La Verdad

Condenan a un agente financiero que estafó 1,2 millones a clientes de Banesto

La Audiencia Provincial ha impuesto cuatro años y nueves meses de prisión a un agente financiero que trabajaba para el antiguo Banesto que elaboró un plan para llevar una banca paralela y estafar cerca de 1,2 millones de euros a una veintena de clientes. El hombre se estableció en un local en la Avenida Pintor Xavier Soler de Alicante con todos los logos y publicidades de la entidad a fin de dar una imagen de que sus actividades se regían por el banco. Sin embargo, el acusado vendía un producto financiero que denominó REPO con el que ofrecía cuantiosos beneficios gracias a elevados intereses que resultó ser una estafa piramidal, ya que pagaba a los inversores captando a más. Incluso, mantuvo las operaciones pese a que el banco rescindió su contrato.

El agente financiero reconoció los hechos en el juicio celebrado a finales de septiembre en la Sección Segunda de la sede provincial. No obstante, el hombre aseguró que se vio forzado a actuar como lo hizo por los fuertes gastos que debía asumir. Además, su defensa argumentó a favor de su patrocinado la «excesiva confianza de los clientes». Los magistrados sostienen que, lejos de ello, los perjudicados, algunos representados por el letrado Manuel Canto, acudían a su banquero de confianza, a quien consideraban «director de una sucursal bancaria dedicada a la intermediación financiera» con el que muchos llevaban años trabajando.

De ahí que los afectados, muchos con un elevado nivel de ingresos, no pusiese reparos en delegar su patrimonio y confiaran «en las decisiones económicas que aquel tomaba», según recoge el fallo al que ha tenido acceso este diario. Incluso, afea el tribunal al reo que siguiese «entrando en la oficina y atendiendo a clientes» hasta cinco días después de que Banesto contratara a un nuevo agente. «Ninguna información se dio a los clientes de la entidad», recoge el fallo, «sobre el cese en su cargo del acusado».

El tribunal condena a la entidad a responder como responsable civil subsidiario en el pago de más de 830.000 euros.