La Verdad

Puig rechaza plantear la financiación como «una guerra entre comunidades»

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, subrayó ayer que no se puede plantar la financiación «como una guerra entre comunidades autónomas» y ha subrayado que el planteamiento para la reforma debe hacerse «desde una perspectiva lo más técnica posible». Puig se expresó en estos términos en una rueda de prensa acompañado del presidente aragonés, Javier Lambán, al ser preguntados por las diferencias de planteamiento en el tema de la reforma del sistema de financiación en ambas comunidades.

El jefe del Consell dijo que actualmente «todas las comunidades del régimen común están por debajo de la financiación necesaria para garantizar los servicios públicos fundamentales», aunque «en ese espacio unas están mejora que las otras».

En cualquier caso, Puig hizo hincapié en que «el planteamiento debe hacerse desde una perspectiva lo más técnica posible», con una orientación «claramente en beneficio del interés de los ciudadanos y no como confrontación entre comunidades».

Por su parte, Javier Lambán defendió «establecer unos parámetros en la prestación de los servicios para todos» para que «se vea cuánto cuesta en cada comunidad autónoma por persona» y hacer el reparto correspondiente.

El objetivo, dijo, es que «todos los ciudadanos españoles estén atendido con unos servicios mínimos», y destacó que no existe solo «un problema de reparto», sino también de cantidad de recursos porque cree que no son «suficientes».