La Verdad

Los letrados defensores de los animales abogan por sanciones más duras

fotogalería

Presentación de la sección de Defensa Animal del Icali. / J.P.R.

  • La nueva sección del Colegio de Abogados de Alicante se presentó ayer para mostrar sus proyectos de formación para profesionales e iniciativas

Cuestiones como ante quién denunciar los malos tratos contra un animal o dilucidar la custodia de la mascota tras una ruptura sentimental se cuelan de lleno en la abogacía alicantina. El Ilustre Colegio de Abogados de Alicante (Icali) presentó ayer su nueva sección de Derecho de Defensa Animal. Una treintena de profesionales ya integran esta área desde donde se reivindica un endurecimiento de las penas para los agresores de la fauna. En la sede del organismo colegial de la calle Gravina número 4 de la capital se dieron cita letrados, miembros de asociaciones animalistas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ayuntamiento de Alicante.

La abogada Raquel Sánchez Navarro es la presidenta de la sección más animalista del Icali, donde a partir de ahora arrancarán una serie de cursos de formación para los letrados. La idea es formar a todo un equipo de especialistas en la materia ante el auge de la denuncia de la violencia contra los animales. Si bien es cierto que los casos han aumentado, las dudas que surgen sobre a qué vía acudir, si la administrativa o penal, justifican la preparación técnica de los abogados.

La jornada de ayer valió para «escuchar las propuestas de la gente», como explicó la presidenta Raquel Sánchez, quien cuenta con amplia experiencia en un ámbito en el que ha tenido que dirigir un buen número de casos. Sánchez alabó la iniciativa del expresidente de la Audiencia Provincial de Alicante, Vicente Magro, de aplicar un curso de reeducación a condenados por maltrato animal, pues considera que «las condenas deberían llevar aparejadas medidas accesorias».

Los profesionales que integran esta rama del Colegio de Abogados han comenzado ya la actividad, pues varios miembros de la junta directiva de la sección de Derecho de Defensa Animal viajaron hasta Barcelona el pasado mes de octubre. Allí, se habló de las diferentes comisiones para conseguir el fin de prácticas de cualquier tipo que conlleven maltrato y violencia hacia los animales, como detallaron a su vuelta las vocales Alexandra Martínez y Belén Perales. En dicho encuentro, el primero de su tipo, se acordó instar a las instituciones a dotar de medios suficientes a los organismos responsables de la inspección de estos casos.

La sensibilidad hacia estos delitos se ha hecho más evidente con el paso de los años aunque los mecanismos para su persecución requieren de un espaldarazo. La Fiscalía General del Estado (FGE) así lo recoge en su última memoria, en cuyo documento manifiesta el acercamiento del Ministerio Público con organismos y entidades en defensa del medio ambiente o la lucha contra el maltrato animal.

Los datos de 2015 reflejan, sin embargo, que la sanción a este tipo de delincuentes resulta una tarea ardua, pues en ese año se impusieron 68 condenas por agresiones de este tipo, una más que el año anterior. En comparación, el año pasado se incoaron un 117% más de diligencias de investigación contra el maltrato animal en toda España, con un total de 163, que en 2014, con 75.