La Verdad

La Comunitat rebaja su déficit en casi 1.100 millones de euros en los últimos doce meses

Puig y Lambán, ayer, en el Palau de la Generalitat Valenciana.
Puig y Lambán, ayer, en el Palau de la Generalitat Valenciana. / EFE
  • El desfase ha pasado del 1,54% al 0,45% del PIB y está en consonancia con la reducción experimentada por el conjunto de las regiones

La Comunitat Valenciana ha reducido su déficit hasta septiembre al situarlo en el 0,45 % del PIB frente al 1,54 % de hace doce meses, en consonancia con la disminución del conjunto de las comunidades autónomas. De los 1.555 millones de euros de déficit acumulados en septiembre de 2015, la Comunitat acumula ahora 468 millones. Las comunidades han reducido su déficit hasta septiembre en algo más de un 81 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior y se sitúa en el 0,19 por ciento de media del PIB.

A nivel nacional, el déficit público, excluyendo las corporaciones locales, se situó en 34.709 millones de euros hasta septiembre, el equivalente al 3,11 por ciento del PIB, frente al 3,34 por ciento registrado en el mismo periodo del año anterior, al tiempo que el déficit del Estado hasta octubre fue de 21.656 millones de euros, el 1,94 por ciento del PIB, frente al 2,2 por ciento del año pasado.

La cifra del déficit del conjunto de las administraciones excluye el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de septiembre presenta un importe negativo de 2.160 millones. En términos de PIB, el déficit es equivalente al 3,11% en septiembre, por debajo del 3,34% registrado en el mismo periodo de 2015.

Las comunidades han reducido su déficit hasta septiembre más de un 81% respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzando el 0,19% del PIB, debido fundamentalmente a la liquidación definitiva de 2014 realizada el pasado mes de julio, con un saldo a favor de las comunidades de 7.666 millones de euros. Solo cuatro comunidades (Asturias, Baleares, Canarias y País Vasco) registraban superávit en septiembre, mientras que la región con mayor déficit es Cantabria (1,04%), seguida de Extremadura (0,95%) y Murcia (0,91%).

En relación al déficit de los ayuntamientos y a su límite de gasto, el presidente de la Federación Española de municipios y provincias (FEMP), Abel Caballero, adelantó ayer que planteará al Ejecutivo Central «un techo de gasto fuertemente flexibilizado» para los ayuntamientos y la utilización del superávit del año 2016 en la Comisión Nacional de Admnistración Local (CNAL), que tendrá lugar hoy y será presidida por la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidenta y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría. «No podemos estar sujetos a un techo de gasto que es una precaución para incumplimientos futuros con el mismo lema que los que incumplen, porque nosotros estamos cumpliendo desde hace cuatro años», dijo el presidente de la FEMP en rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Gobierno.

Caballero argumenta que los ayuntamientos están cumpliendo y superando los objetivos que se les marcaron tanto en techo de gasto como en deuda y, en consecuencia, merecen por «la buena gestión económica» unos presupuestos que «permitan a los ayuntamiento seguir atendiendo a sus ciudadanos de forma diferente».

Así, plantea que «la forma de entender el techo de gasto varíe» y «en lugar de ser presupuesto liquidado sobre presupuesto liquidado» que es, a su juicio, «una perversión económica», sea de «presupuesto aprobado sobre presupuesto aprobado». «Esto permitiría que los ayuntamientos pudiéramos y las diputaciones pudiéramos funcionar con más holgura», añadió.

Reinvertir el superávit

Está será una de las demandas que en la reunión de la CNAL el presidente trasladará a Sáenz de Santamaría, junto con la de instar al Gobierno Central a que, si va a hacer un Decreto Ley de prórroga de presupuestos, en éste se apruebe también que los ayuntamientos puedan reinvertir el superávir del pasado año. «Tenemos un superávit permanente y lo queremos invertir», aseguró, al tiempo que apuntó que también solicitará que en ese Decreto Ley «aparezcan también los coeficientes del IBI».

También reclamará que las negociaciones sobre la financiación de los municipios «empiecen ya» y que se hagan «al mismo tiempo» que las de las comunidades autónomas. «No queremos que las corporaciones locales nos quedemos como un elemento residual después de decidir la financiación del Estado y después de la decisión sobre la financiación de las comunidades, esos son tiempos pasados que queremos que queden superados», avisó.

Por último, Caballero dijo que considera que el Gobierno «tiene que ser más receptivo» en cuanto a las demandas de las corporaciones locales porque son «las mejores gestoras de las administraciones de toda España» y «eso se tiene que ver reflejado en el trato y el la disposición» del Ejecutivo. «Mañana (por hoy) sabremos si este nuevo gobierno contempla a los ayuntamientos con una óptica distinta al anterior Gobierno y cambia la posición, a mi me encantaría mañana salir sonriente y decir que estamos encantados, pero los últimos años no incitan al optimismo», concluyó.