La Verdad

Espectacular despliegue de la Guardia Civil en Xixona para detener a unos traficantes

fotogalería

La Guardia Civil se lleva bajo custodia a uno de los arrestados en el casco urbano de Xixona. / Álex Domínguez

  • La operación se salda con el arresto de tres sospechosos y la incautación de diversas cantidades de sustancias estupefacientes, además de una elevada suma de dinero en metálico

El apacible municipio de Xixona se levantó ayer sobresaltado por un espectacular despliegue de la Guardia Civil que movilizó a una treintena de agentes y que contó con el apoyo aéreo de un helicóptero de este cuerpo de seguridad. La intervención respondía a una operación contra el tráfico de drogas que llevó a los agentes hasta varios inmuebles del municipio turronero.

Como resultado de la actuación policial, fueron detenidos tres sospechosos a quienes los guardias confiscaron diversas cantidades de sustancias estupefacientes, entre las que figuraban cocaína y marihuana, según indicaron a este diario fuentes cercanas al caso. Además, requisaron una importante suma de dinero en metálico obtenida, al parecer, a través de la presunta actividad de narcotráfico. Las fuentes consultadas situaron la cantidad por encima de los 12.000 euros.

La redada de la Guardia Civil se inició hacia las siete de la mañana en el casco antiguo de Xixona. En ella participaron miembros del Área de Investigación del cuartel de Sant Joan, apoyados por agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia de Alicante y el mencionado helicóptero. De manera simultánea, los agentes irrumpieron en cuatro inmuebles, tres viviendas y un almacén. Las pesquisas condujeron a la detención de dos hombres y una mujer, a los que se relaciona con el tráfico de sustancias estupefacientes. Las investigaciones se hallan todavía bajo secreto sumarial, por lo que, por ahora, son escasos los detalles que han trascendido.

La operación se prolongó durante casi todo el día debido a los exhaustivos registros que, bajo supervisión judicial, se efectuaron en el casco urbano jijonenco. Buena parte del despliegue de la Benemérita se llevó a cabo junto a la Casa de Cultura, a la vista de numerosos curiosos que durante la jornada observaban con interés los movimientos de los agentes.

La Benemérita no solo aprehendió sustancias estupefacientes y dinero. Además, intervino varios televisores y ordenadores y hasta objetos peculiares como una virgen de mediano tamaño. Se sospecha que todo este material puede proceder de robos con los que clientes del grupo de traficantes pudieron pagar sus dosis de droga. La Guardia Civil mantiene abiertas las pesquisas para tratar de aclarar el origen de estos efectos. En el caso de la imagen religiosa se intentará comprobar si atesora un valor patrimonial relevante.