La Verdad

Vecinos de La Almajada protestan por la construcción de una gasolinera cerca de sus urbanizaciones

  • Representantes de las urbanizaciones más próximas ya se han dirigido al Consistorio mutxamelero para exponer sus quejas

Vecinos de La Almajada, situada entre Mutxamel y San Vicente, han comenzado una campaña de movilización contra la instalación de una gasolinera cerca de las urbanizaciones de su entorno en la travesía entre las dos poblaciones de L'Alacantí, a la altura del colegio Cebat. Son más de dos mil vecinos en la contornada.

Los residentes se encuentran "indignados con esta situación", explica Alberto Guijarro, que actúa como portavoz del colectivo. Consideran que "es una barbaridad construir otra gasolinera" cuando hay una a menos de 500 metros en el mismo sentido de la vía y otra a menos de un kilómetros en sentido contrario.

Representantes de las urbanizaciones más próximas ya se han dirigido al Consistorio mutxamelero para exponer sus quejas, aunque desde la institución se han excusado con la "legalidad" del proyecto, según explicaba Guijarro a este periódico: "Consideramos abiertamente un abuso y una injusticia a pesar de que el Ayuntamiento diga que tienen que cumplir la legalidad urbanística simplemente y que quien otorga esa licencia es conselleria y ellos solo se limitan a cumplir la ley". De momento, van a presentar alegaciones al proyecto, aunque no descartan otro tipo de movilizaciones si la Administración continúa la tramitación del proyecto.

Esta estación de servicio se une a la polémica gasolinera que tiene en tramitación el Ayuntamiento de Alicante en la pedanía de Santa Faz, que afectaría al núcelo urbano alrededor del Monasterio (todavía no catalogado como Bien de Interés de Cultural por la Conselleria, pese a la declaración institucional elvada por el Pleno).

Mención aparte, los vecinos de La Almajada se sienten "ignorados y abandonados por el Ayuntamiento, al igual que otra muchas urbanizaciones del término municipal, que carecen de servicios públicos esenciales y que, a pesar de los impuestos que estamos pagando, se nos 'premia' con la construcción de otra gasolinera cuando no es en absoluto necesaria en esa zona", indica Gujarro.