La Verdad

Los hoteleros temen que la falta de Gobierno desbarate un verano histórico

  • Es la primera vez que un sector de peso de la economía alicantina como el turístico, a través de Hosbec, alerta de la incertidumbre política, mientras ve despejado el mercado de extranjeros

«Esta temporada que está llamada a ser histórica, puede verse frenada por el mercado nacional que está acusando la incertidumbre política que vivimos y que puede extenderse a los meses de verano si no se logra conformar un gobierno estable después de las próximas elecciones». El presidente de la mayor patronal turística de la Costa Blanca y de toda la Comunitat Valenciana, Hosbec, Antoni Mayor, no acostumbra a hablar de modo ambiguo. Ayer tampoco lo hizo y menos para referirse a una situación que preocupa a los empresarios y a los sectores, pero que en raras ocasiones en los últimos meses lo han expresado 'motu propio' y con tanta contundencia.

La falta de Gobierno en España cuando, hoy, se cumplen justo cinco meses desde las últimas elecciones generales y la repetición de los comicios generales, además de la incertidumbre sobre las mayorías y sobre los posibles pactos que apuntan casi todas las encuestas de pinión, no pasó ayer desapercibido para una patronal que representa nada menos que a 230 grupos empresariales con 73.000 camas disponibles, en Benidorm y otros municipios de las dos Marinas.

Mayor se manifestó de modo tan cristalino como preocupante. Recogió un estado de ánimos que embarga al común de los muchos y potentes grupos hoteleros de la Costa Blanca como Port, Magic Costa Blanca, RH, Dynastic, Oasis Plaza, Medina, Fuster, Poseidon, Sandos, Meliá, La Marina, Bali, medplaya, SH, Don Pancho y Hoteles Benidorm.

Y justifican sus temores con datos contrastados y avalados por la encuesta quincenal de Hosbec. Con un cambio de tendencia repentino que afecta al mercado nacional. La ocupación media en Benidorm ha sido del 86,3%, lo que supone un repunte del 1,3% respecto al mismo período de 2015. Marca de nuevo el mejor registro de esta quincena desde el año 2002. Mucho antes de empezar la crisis.

Pero dibujan un camino de cambio inquietante ante la temporada alta de verano. El repunte de turistas es debido exclusivamente al mercado extranjero, que supone más del 60% el total. Los británicos, con un 6% más de ocupaciones hoteleras, suponen 267.000 pernoctaciones y los holandeses se disparan un 24%. También el mercado belga, francés y ruso se ha comportado con estabilidad. Pero no el español.

Desplome del 6%

Pese a representar el 39% de todos los clientes de hoteles en la primera quincena de mayo, el mercado nacional ha acusado un frenazo en su tendencia creciente y cae un 6% en pernoctacione. En total, se registraron unas 200.000. «La incertidumbre política puede marcar la diferencia en el mercado español», advierte claramente Antoni Mayor consciente de que mayo ya es un termómetro muy fiel de lo que puede ocurrir en temporada alta, que, en Benidorm, se inicia en junio, no en julio como en el resto de la Costa Blanca.

De acuerdo con los datos de los últimos meses y de las minivacaciones de Semana Santa, la evolución del mercado extranjero sigue al alza. Así lo explica Mayor. «Otras incertidumbres, como el Brexit, parece que no están afectando a patrones de consumo de los turistas británicos, y el resto de mercados europeos siguen con su tendencia creciente por la inestabilidad en los destinos competidores del Mediterráneo como Túnez, Marruecos, Turquía y Egipto», añadió.

Este argumento ya lo esgrimió el día de su reelección al frente de Hosbec, el pasado día 26. Con todo, las perspectivas «siguen siendo positivas y la previsión de ocupación hotelera para la segunda quincena de mayo supera ya el 90% en estos momentos», según explica Antoni Mayor. Pero los empresarios no ocultan su preocupación.