La Verdad

Un dron sobrevuela un edificio de viviendas
Un dron sobrevuela un edificio de viviendas / R.A.

Promotores y expertos piden más flexibilidad en el uso de los drones

  • Provia cree que se está desperdiciando una gran oportunidad técnica y comercial para venta por web a miles de ciudadanos extranjeros

Los promotores inmobiliarios y los expertos en nuevas tecnologías, que ayer se reunieron en una jornada celebrada en la sede de la ciudad de Alicante de la UA, coincidieron en las oportunidades de negocio que brindan las nuevas tecnologías digitales, entre ellas el uso de drones para construir mejor y poder comercializar de modo mucho más amplio a través de internet y ante un mercado potencial mucho más extenso. Sin embargo, tanto los empresarios de la construcción residencial como los expertos universitarios abogan porque las Administraciones flexibilicen el uso de los drones en lugar de poner cortapisas de tipo legal.

El uso de estos dispositivos voladores no es un caso aislado en el mundo inmobiliario de la Costa Blanca. Varias son las compañías que los vienen utilizando, a través de la contratación a terceras empresas especializadas en el sector, para, sobre todo, diseñar mejor los edificios y tener claras qué vistas va a tener el comprador de una quinta planta hacia el este o una octava hacia el oeste, por poner dos casos. Además, también en los últimos meses son varias las firmas que están utilizando estos aparatos incluso para comercializar directamente sobre plano a partir de la elaboración de recreaciones virtuales de sus edificios residenciales, según explicó ayer a este diario el gerente de Provia, Jesualdo Ros.

Precisamente ayer, la sede universitaria acogió una jornada especializada organizada por la comisión de Innovación y Sostenibilidad de Provia, a la que no faltó ni el presidente de la patronal, el eldense Antonio Fernández. Contó con la participación del exrector de la UA y catedrático de Economía Andrés Pedreño, en representación de L'Alfaz Intelligent & Innovation, el cual dijo textualmente que «la tecnología digital no es una opción, sino un gran aliado para el sector inmobiliario alicantino».

Según explicó a este diario Jesualdo Ros, los ponentes y expertos dejaron claro que España es uno de los países menos poblados de los veintiocho de la UE, lo que es una oportunidad para la atracción de nuevos residentes extranjeros de dentro y fuera de los límites comunitarios. «Los profesores universitarios creen que hay un gran campo para la venta de casas, con lo que ello supone después para la venta inducida de otros productos», añade Ros, para quien el uso de drones, como instrumento para mejorar el producto que se fabrica y como técnica de venta para ubicar exactamente al potencial comprador, debe contar con una mayor flexibilidad en el uso y menos limitaciones en el centro de las ciudades. «Si no debería también limitarse la circulación de vehículos por el riesgo evidente que entrañan», subraya el gerente de Provia.

Con algo más de medio siglo (se fundó en 1950 en Alicante), la empresa promotora y constructora de carácter familiar Grupo Bonmatí, impulsora de importantes conjuntos residenciales de la capital como las distintas fases de Villa Teresa y Villa Teresa Sport (está a punto de iniciar otro proyecto junto al mercadillo de la calle Teulada con la misma filosofía residencial), también utiliza los drones desde hace tiempo. Asunción Soro Bonmatí, directiva de la compañía, explica que antes fueron los globos aerostáticos, en este grupo y en otras muchas compañías, que siempre han apostado por la eficiencia constructiva. «Es importante para nosotros saber exactamente en cada bloque que levantamos qué verá el cliente en el entorno, qué vistas tendrá y cómo quedará desde su casa el resto de la urbanización», explica Soro Bonmatí. Este grupo promotor todavía no ha dado el salto desde el momento constructivo hasta el comercial en el uso de drones, aunque otras compañías sí que lo hacen, como también admite Ros. «Se trata de tener más certezas del suelo frente al entorno y sus vistas cuando se levanta el edificio, de ahí que la Administración debe ser más permisiva con el sector inmobiliario», dice Provia.