La Verdad

El AVE a Elche y Orihuela se retrasa para revisar los proyectos de acceso a Murcia

vídeo

Un directivo de Adif explica los trabajos en la estación de Beniel a la ministra. / N. G. / AGM
  • La ministra Pastor espera que el tren esté en servicio a lo largo de este año si no hay problemas

Se han barajado tantas fechas, a la postre fallidas, que ya nadie pone la mano en el fuego para anunciar la finalización de la línea del AVE entre Monforte del Cid y Murcia. Si no surgen más problemas, la alta velocidad estará en servicio en el amplio margen de este año, dijo ayer la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, que no se atrevió a concretar fechas. Si todo va rodado, quizás este verano podría llegar el tren por una vía provisional mientras se acomete la primera fase del soterramiento en Murcia, pero nadie lo garantiza. Ni siquiera los técnico encargados de la obra. El AVE se retrasa de nuevo. Los proyectos para el acceso a la estación murciana deben adecuarse al nuevo diseño aprobado recientemente, indicaron fuentes de Adif, que recomendaron paciencia.

Con unas elecciones recientes, que podrían repetirse, la ministra no llegó a Murcia a inaugurar nada, sino a supervisar «el avance de las obras» entre las localidades de Beniel y Alquerías. El estado de la infraestructura muestra que el AVE no habría llegado en diciembre a Murcia de ninguna manera, pese a los reiterados anuncios del Gobierno central y del Ministerio. Sí lo ha hecho a León y Zamora, que estaban en el mismo paquete, pero aquí faltan meses. La línea hasta Monforte del Cid aún no está terminada. Falta el montaje de vía, la electrificación, seguridad y comunicaciones a lo largo de 61 kilómetros, como informó ayer Adif. Las obras de la plataforma están ejecutadas en un 95%, pero el resto sigue pendiente. El Ejecutivo regional espera que no se retrase hasta final de año.

En la estación de Beniel, donde atendió a los medios de comunicación, Ana Pastor indicó que el AVE llegará a Murcia este año «si no hay problemas técnicos». «Ojalá sea lo antes posible», recalcó cuando se le insistió. «Cuando yo llegué no había nada», dijo remontándose al año 2012. «Son obras muy complejas que los ciudadanos no ven hasta que el tren se pone en marcha», advirtió la ministra. Su departamento ha puesto hasta ahora todos los recursos económicos necesarios, apostilló.

A vueltas con las fechas, comparó las obras del AVE con las reformas que realiza una familia en su propia vivienda, donde la finalización depende de muchos factores, de las ventanas o los marcos de las puertas. En este caso, la terminación está condicionada al ritmo de los trabajos. La ministra ha pedido celeridad a las empresas constructoras -Sacyr está encargada del tramo visitado ayer-, y espera la misma rapidez del Ayuntamiento de Murcia para tramitar los permisos que sean necesarios para la integración en la ciudad.

Una única vía

El AVE entrará en servicio entre Elche y Murcia con una sola vía, que discurrirá en paralelo a otra para los trenes de cercanías con Alicante. Así está diseñada una parte de la línea en la que tienen que convivir todos los tráficos ferroviarios. Este tramo no dispondrá de momento con una doble vía con parámetros de AVE -como viene en el proyecto inicial- debido al material que utiliza Renfe, pero sobre todo porque tiene que modernizarse la totalidad del antiguo trazado entre ambas ciudades, que discurre por Elche y Torrellano.

Técnicos de Adif explicaron ayer que la línea está preparada para las dos vías AVE, pero los cercanías circulan de momento por un ancho de vía convencional y hay que esperar, como publicó 'La Verdad' en su día.

El trayecto entre Monforte del Cid y Murcia tiene una longitud de 61,7 kilómetros, de los que 46,2 están dentro de territorio alciantino. Los trabajos de la línea avanzan rápido, según el Ministerio, hasta Alquerías. Están centrados en la superestructura: montaje de vía, electrificación, instalaciones de seguridad, comunicaciones y protecciones acústicas. Esta fase no estará terminada hasta mayo o junio, según el pliego de condiciones.