laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 22 / 30 || Mañana 24 / 30 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
De Copylefts, censuras y Gatos Pardos

DIARIO DE UN ANTIMENFOTISTA

De Copylefts, censuras y Gatos Pardos

Aún con la indignación propia de los internautas, me parece increíble cómo nuestros legisladores no se dan cuenta de cómo Internet ha cambiado nuestra vida

04.12.09 - 00:52 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Nadie debería escribir una columna de opinión estando cabreado, pero ya me ven: llega el plazo de entregar mi columna a 'La Verdad' y yo con un cabreo de mil demonios. Lo estoy por el tema de la vergonzoso texto legal que quiere equiparar la situación de Internet en España con la de China.
Me parece increíble que estemos en el año 2009 y nuestros legisladores no se hayan dado cuenta de como internet ha cambiado nuestras vidas para mejor, como ha permitido que el hecho de compartir la cultura libremente ha beneficiado a sus creadores y a su público. Por no darse cuenta, ni siquiera se enteran de como ha cambiado internet en los últimos tiempos: vivimos en la era de Internet 2.0, en donde los usuarios no nos limitamos a acceder a un contenido (a través de portales o similares), sino que utilizamos herramientas gratuitas diversas (los 'blogs', redes sociales como Facbebook o Myspace, agregadores de video como Youtube...) para crear nosotros mismos el contenido que queremos ver en la web. Estamos eliminando al intermediario. Y en este contexto van y anuncian que «van a crear un gran portal de contenido cultural». En pleno 2009. Es como si anunciásemos ahora que vamos a sacar una gran colección de cine español en VHS.
Me indigna que unos artistas multimillonarios salgan a la calle con ánimo doliente a repetirnos la misma letanía que hace cinco años: «La música se muere, si esto sigue así la música desaparece...»(si hace un lustro decían lo mismo, vaya una agonía más larga, decía alguno). Curiosamente, el mismo día que tal pantomima de funeral tiene lugar, se anuncia que un grupo de presión le ha colado un gran gol al Gobierno en forma de disposición en el proyecto de Ley de Economía Sostenible, por el cual no serán ya jueces, sino una comisión del Ministerio de Cultura, los que tengan potestad en España para cerrar webs que, siempre según esta comisión no judicial, vulneren la propiedad intelectual. Al grupo de presión y a la SGAE no les hace gracia que los jueces y la ley den la razón a los responsables de webs que ofrecen enlaces para acceder libremente a obras culturales. Así que intentan que el Gobierno se cargue a los jueces. Que vuelva la censura sin garantías judiciales, vaya.
También me pone muy triste que algunos artistas piensen que «les están robando» y «les perjudica» el hecho de que sus obras circulen libremente por la red. Yo me acuerdo cuando era adolescente, no tenía un duro y en el patio de mi instituto intercambiábamos cassettes con los amigos de discos que nos gustaban y no podíamos comprar. Sin aquellas cintas, yo no hubiera podido conocer a esos artistas, ni acudir a sus conciertos (que es donde los artistas realmente obtienen beneficio) ni comprarme sus CD's una vez tenía poder adquisitivo. Todo ello gracias a que tuve acceso a su música de manera gratuita. El perjudicado, entonces, no será ni el artista ni la música, sino la actual industria discográfica, que se resiste a reconocer que el avance tecnológico, que tiende a eliminar al intermediario, les ha dejado obsoletos. Las televisiones, por ejemplo, lo han entendido, y ya es habitual que encontremos sus programas y series colgados directamente en la red para que el espectador pueda verlos cuando quiera y como quiera conexión mediante, sin depender del horario de emisión de la cadena. La gente se había acostumbrado a ver los programas y las series eligiendo el horario, y lejos de combatir este hecho irreversible, se han unido a él (porque es ridículo ir contra los deseos y tendencias de tu público).
Afortunadamente, no todos los artistas son títeres de la SGAE y de las discográficas. Yo en este artículo quería hablar, a nivel alicantino, de la iniciativa Gatos Pardos, la nueva propuesta de los incombustibles hermanos Copé. Estos infatigables cantautores, impulsores de asociaciones y proyectos socio-culturales varios, nos proponen un ejemplo de como el compartir libremente las obras es bueno para sus creadores. No es solamente que compartan la obra terminada en Internet para que la disfrutemos y, si nos gusta, vayamos a sus conciertos. Van más allá: cuelgan los bocetos de las canciones, sus proyectos de obra musical, aún sin madurar ni arreglar. La idea es que les digamos que nos parecen, que podríamos mejorar, si nos gustan... ¡Nos hacen partícipes del proceso creativo de sus canciones! Siendo dos activistas con una filosofía de impulsar la participación ciudadana, uno no puede sino admirar la coherencia de Alfonso y Manolo Copé. Y, después de ello, también podemos admirar sus canciones. Echen un vistazo en 'www.proyectogatospardos.blogspot.com'.
La iniciativa Gatos Pardos me parece un buen ejemplo del uso de Creative Commons, las licencias alternativas al Copyright y a los derechos de autor clásicos. En lugar de «todos los derechos reservados» se trata de reservar algunos derechos, sólo algunos, para facilitar la libre circulación de la obra (por ejemplo, «copien y pasen a sus amigos mi música mientras citen fuente y autor» o bien «hagan lo que quieran con mi cortometraje mientras no tenga fines comerciales y digan que lo he hecho yo»). La propiedad intelectual ha cambiado a nivel de calle. Falta que cambie a nivel formal, que se de categoría legal de normal lo que en la calle ya es normal (una cita de Suárez que resume el espíritu con el que se realizó la Transición en España, incompleta, en mi humilde opinión, a día de hoy). Yo, también con ánimo coherente, licencié bajo Creative Commons el libro que autoedité recopilando las columnas de esta misma sección, en lugar de optar por el clásico Copyright.
Ahora toca pelear para que sean los jueces quienes sigan juzgando en España y para que es respeten los derechos fundamentales en Internet. Perdón, para que se sigan respetando los derechos fundamentales y punto. Las leyes cambian, pero la justicia es la justicia. ¡Antimenfotizar Alicante!
P.D.: este puente, no se pierdan a Joe Crepúsculo y Souvenir en Elche, y el lunes 7 la primera 'zombie walk' de la historia de Alicante (decenas de personas vestidas de zombie desfilando de Renfe al Cure para ver un concierto de Cromosoma 3... ¡Idea genial!), como acto previo al festival de cine gore Navidades Sangrientas, del cual hablaremos la próxima semana.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
De Copylefts, censuras y Gatos Pardos



Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA