laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 22 / 24 || Mañana 22 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Por fin cayó el Gran Canaria

LA CRÓNICA

Por fin cayó el Gran Canaria

30.11.09 - 01:52 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Tal vez fue el frío, que regresó de súbito al pabellón, el brasero de leña que supone la presencia de tu gente en la grada, o simplemente la fortaleza de un grupo con la malsana tendencia a disolverse sólo cuando está lejos de casa.
El Meridiano creció tanto en defensa que puso en duda la profesionalidad de su adversario. Frente a Manresa pudo ser casualidad, contra Murcia un guiño de la Fortuna, pero cuando se consigue una tercera vez, cuesta resumirlo todo con el demérito del rival.
El Lucentum aprovechó su eléctrica presencia en pista para sacudirse una maldición dañina, esa que decía que el conjunto insular siempre ganaba en el CT. Lo había hecho seis veces en la ACB, pero ayer se le agotó la suerte. El Meridiano apeló a su esencia colectiva para recuperar una forma ejemplar de comportarse dentro de la pista, una en la que suman hasta los que restan en la estadística, que los hay.
La puesta escena, con la dupla lituana sobre la cancha, Urtasun como estilete, Stojic ejerciendo de guardaespaldas y Llompart dirigiendo la orquesta marcó diferencias desde el comienzo. Un sólo lanzamiento fallado, tres triples convertidos, dominio en el rebote... así que la ventaja se fue hasta los nueve puntos: 22-13.
En el segundo cuarto, Pedro Martínez decidió ahogar la creación lucentina. Dos contra uno en la salida del balón y 10 o 12 segundos malgastados antes de poder diseñar el ataque. Con prisas, este Meridiano se espesa más que la sangre de Falete en el Rocío, así que Gran Canaria sacó provecho. Tres recuperaciones insulares y varias pérdidas alicantinas permitieron pensar en un futuro mejor a los canarios, que se fueron al vestuario con vida: 38-33.
El factor 'M'
Andriuskevicius aprovechó el receso para reflexionar, para reponer fuerzas y buscar la manera de convertirse en el factor desequilibrante. Lo hizo. Regresó a la cancha y el amarillo destiñó y se volvió tan pálido como el rostro de Pedro Martínez, incapaz de revertir la dinámica suicida que maniataba a su equipo. La técnica a Quintana, que tiene alma de coleccionista, no trastocó el plan de Martynas. Ocho puntos, cuatro rebotes, una asistencia y dos tapones... ahí es nada.
El Gran Canaria sumó cinco puntos en el tercer acto. En los 17 minutos posteriores al descanso sólo fue capaz de completar dos acciones de tiro. Le salvó de una vergüenza superlativa la tendencia endémica de los árbitros a equilibrar las contiendas desde el 4,70. Ayer resultó anecdótico, pero la matraca que le dio Quintana a Mitjana los 40 minutos quizá pase factura cuando vuelvan a encontrarse ambos fuera de casa.
El último cuarto sirvió para agrandar la figura de Urtasun y confirmar la liberación de Jaycee Carroll, que sin la defensa de Hill a un palmo de su cara, soltó el brazo y elevó su tope de puntos a 22. Kyle no está bien en ataque, pero a diferencia de lo que sucedió a principio de curso, sabe sufrir para cerrar los espacios y las opciones de tiro de su par. Bien está cuando lo que sobresale es la inercia apisonadora de un grupo que no se conforma con ganar de un punto.
Debutó David Guardia de manera testimonial y Pedro Martínez tuvo tiempo suficiente para buscar la razón de por qué su equipo se quedó en 50 puntos, récord que supone el peor ataque de la Liga hasta la fecha o la mejor defensa, según se mire. El sábado, visita al Martín Carpena. La cuarta está en la saca, que tal y como está el patio, es para sentirse satisfechos... o no.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Por fin cayó el Gran Canaria
Videos de CB Murcia
más videos [+]
CB Murcia