Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Provincia

Estás en: La Verdad > Local > Provincia
PROVINCIA ALICANTE
El descuartizador de Calpe acepta 12 años de cárcel tras admitir el crimen
El procesado asegura en el juicio que dejó el cadáver de Karen Durrell en la vivienda donde la mató y niega que se deshiciera de él arrojándolo a la basura La Fiscalía y las acusaciones califican los hechos de homicidio y no de asesinato porque no se ha podido demostrar que atacara a la víctima de forma sorpresiva
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El descuartizador de Calpe acepta 12 años de cárcel tras admitir el crimen
PENSATIVO. Paul Durant, con la mirada perdida y en actitud pensativa, es conducido a la sala de vistas por un guardia civil. / U. ARACIL
El crimen de Karen Durrell, perpetrado hace casi cuatro años en una vivienda de la calle María Jorro de Calpe, seguirá para siempre rodeado de misterio. El juicio celebrado ayer en la Audiencia de Alicante no ha servido para despejar las incógnitas. El culpable, Paul Leonard Durant, londinense de 44 años, confesó que cometió el homicidio y aceptó por este delito una pena de doce años de prisión después de un acuerdo entre la defensa y las acusaciones. Ésta podría ser una de las primeras sentencias condenatorias por un homicidio sin haber cadáver.

Durant, que al ser detenido el 27 de febrero del 2004 reveló que había descuartizado a la víctima en una bañera y arrojado sus restos a la basura, fue ayer menos explícito. Una vez fraguada la conformidad, ni la fiscal del caso ni la acusación particular insistieron en el interrogatorio, conscientes quizás de que no iban a sacar más información de un tipo que padece un trastorno antisocial de la personalidad y que ha cambiado de versión constantemente durante todo este tiempo.

El homicida confeso llegó a la sala de vistas en medio de una expectación pocas veces vista en la Audiencia. Todos los focos se dirigían hacia su rostro imperturbable, hacia su mirada perdida. Pareciera por momentos que la cosa no fuera con él. Los corresponsales de los medios británicos desplazados a Alicante seguían de cerca cualquier detalle que sirviera para colorear la posterior crónica de un caso que ya de por sí reúne todos los ingredientes para ser portada de un tabloide sensacionalista.

La fiscal, que solicitaba inicialmente una pena de 18 años por un asesinato, se reunió previamente con los abogados de la defensa y la acusación para forjar el acuerdo. La sorpresa llegó cuando Durant negó haber matado a la mujer. «¿Pero no ha hablado con su abogado?», le inquirieron a continuación. «Hace cuatro años», contestó él. La confusión se despejó poco después, cuando el acusado rectificó y aceptó haber cometido el crimen. Sólo eso.

Durant declaró que se marchó de la vivienda y no sabe qué ocurrió con el cuerpo.Nadie más que él puede saberlo. El cadáver nunca apareció pese a que la Guardia Civil peinó durante semanas los vertederos de media provincia y parte de los de Valencia y Murcia. La ubicación de los restos mortales de Karen Durrell continuará siendo por tanto un enigma irresoluble.

Para adecuar el acuerdo entre las partes al relato de hechos, la fiscal tuvo que eliminar de su escrito que el procesado atacó a la mujer «por la espalda y de forma sorpresiva».

Dado que el cuerpo no ha sido hallado, justificó la responsable del Ministerio Público, no se pueden acreditar ambos extremos. En todo caso, Durant, un peligroso atracador de bancos que logró escapar de la Policía británica tras arrojarse por la ventana de un hospital en un reconocimiento médico, pasará doce años en prisión por el crimen.

También será condenado a tres meses por una estafa en grado de tentativa, cometida al intentar desvalijar la cuenta de la víctima con su tarjeta de crédito, y seis meses por entrar en la vivienda de unos conocidos sin su permiso, es decir, por allanamiento de morada.

«No se pueden saber con seguridad las circunstancias, pero ha admitido hasta en tres ocasiones los hechos», dijo en su informe final Jaume Sendra, abogado de la familia de Durrell, a la vez que elevó a 600.000 euros la indemnización que reclama.

El letrado de la defensa, Juan Sánchez, también expresó su «satisfacción» por el resultado de la vista oral, en la que no fue necesaria la participación de testigos.

Posteriormente, en declaraciones a los medios, este abogado explicó que Durant le había contado que fue maltratado de niño y que entró muy pronto en el mundo de la delincuencia. «Tiene mucho afán de protagonismo», agregó Sánchez, pero en la prisión de Villena, donde está recluido en un módulo junto a otros reos con delitos de sangre, no ha causado incidente alguno.


Videos de Noticias - ALICANTE
más videos [+]
Noticias - ALICANTE

Noticias de la provincia de Alicante

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS