Viernes, 17 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

ALBACETE

EDICIÓN IMPRESA

EL PAMPANEO
Un logotipo para el III Centenario
Un logotipo para el III Centenario
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El Ayuntamiento acaba de convocar el concurso del logo del III Centenario de la Feria que se celebra en el 2010. Es una interesante novedad en el historial de la promoción del certamen de septiembre, basada especialmente en los carteles anunciadores y en los programas de mano. La mención de la conmemoración es explícita en el reclamo de este año ganado por el artista Tortosa con un collage muy expresivo que no tardará en aparecer tras una distribución adecuada de la comisión de festejos.

En cuanto a los carteles tradicionales, coincidiendo con el IV Centenario del Quijote, como tantas otras iniciativas que se celebraron, por primera vez se exigió una alusión a esta efeméride. Es curioso, siendo el tema cervantino tan sugerente en su expresión plástica, en la historia de los carteles feriales sólo hay un precedente, aunque muy valioso, en cuanto a la inclusión de motivos del ingenioso hidalgo no utilizados por los artistas. Se trata del cartel de 1946, realizado por Garrorena y Juan Ángel. Es una obra totalmente en sepia en la que surgen, por encima del edificio ferial, las figuras de don Quijote y Sancho. El caballero empuña su lanza hacia el círculo interior y la clava en el centro del redondel. Los dibujos son excelentes y en su conjunto las imágenes, como la página de un comic, tienen evidente fuerza expresiva. Hay que reconocer que este original reclamo ferial venía a romper la tendencia de los carteles de la época.La figura de Cervantes, y el Quijote han sido una referencia literaria habitual en Albacete. En 1947, hace 60 años, la ciudad celebró el IV Centenario del autor del Quijote con una serie de conferencias en el Instituto, Casino Primitivo, Escuela Normal y Teatro Circo, donde cerró el ciclo nuestro mejor pico de oro de todos los tiempos, Antonio Gotor Cuartero. La inauguración del monumento a don Miguel en el Parque fue en 1948, acto que recogió el No-Do- tras haber fracasado otro proyecto, primera piedra incluida,El 8 de junio hubo una gira poética a los lugares de la Ruta de don Quijote, y la escenificación de un diálogo cervantino del poeta Francisco Belmonte.

En cuanto a los carteles feriales tienen en general un buen nivel artístico y se basan casi siempre en los tópicos locales. Sucesivamente aparecen bellísima mujeres,en espléndidos dibujos, presentando los elementos básicos de la fiesta, y no faltan alusiones al comercio -con la representación del dios Mercurio-, la agricultura y el folklore, con el traje popular. El cartel de 1936 fue, como ya dijimos alguna vez, especialmente llamativo, aparte de que nunca se imprimió. El original presentaba tres mujeres, con trajes donde destacaban los colores rojo y amarillo; un caballo que les acompaña es el tono que falta en la exhibición tricolor: el animal está pintado de morado. Ya teníamos así una sutil bandera republicana. En otros casos, la inspiración artística renuncia a cualquier simbología y presentan una dama con un perro, una locomotora -por cierto, este cartel lo utilizó Murcia anunciando su Semana Santa- mientras la Puerta de Hierros, la Virgen de los Llanos y la navaja prevalecen sobre otras manifestaciones. Era costumbre aquellos años introducir en el cartel una síntesis de los acontecimientos festivos. en frases concretas y publicitarias. Se reitera el anuncio de la Feria de Ganados, que alguna vez es Gran Feria, otra una Exposición y acaba siendo un Gran mercado de ganados selectos, para convertirse en 1946 en un concurso provincial.El piloto Garnier, en pleno auge de la aviación, es un fijo de varias ferias. Se destaca su exhibición aérea. Bendicen banderas cada certamen -en 1927 la del Somatén, milicia voluntaria independiente del Ejército- la de los Exploradores o boy-scouts- y sin una pizca de pudor el de 1931 incluye el reparto de comida a los pobres. El plato fuerte de la Feria, hace 60 años, fue la representación de El gran teatro del mundo, a cargo de un grupo de aficionados locales. Nunca faltaron los conciertos a veces de bandas civiles y militares. En 1930 vino la Banda de Alabarderos. Todo ello publicado en el extracto cartelero, pues lógicamente hay una variada y amplia serie de actos en los programas de mano. Habrán de pasar veinte años para que los partidos de foot-ball del cartel de 1919 sean de fútbol en 1923, y de balompié desde 1940, tras una campaña de depuración del idioma en el II Año Triunfal. Trescientos años de la Feria bien merecen este logo. Esperamos que acierten los artistas.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad

Canales RSS