La Verdad

Murcia, 15 nov (EFE).- El fiscal ha pedido tres años de prisión y una indemnización de 27.000 euros para Carlos Iluminado G.M., un hombre que va a ser juzgado este jueves en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Murcia, con sede en Cartagena, acusado de estafar en el arrendamiento de un local que iba a ser destinado a bar y que no reunía las condiciones debidas.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, señalan que el acusado "simuló que el local se encontraba en perfecto estado para la realización de esa actividad y que cumplía con la normativa municipal correspondiente".

Y añade que el mismo no estaba acondicionado respecto a la emisión de ruidos propios de esa actividad, ni tenía sistema de ventilación adecuado, ni el piso superior cumplía con la altura mínima, "ocultando además el arrendador que pesaba un expediente administrativo del ayuntamiento de Cartagena que determinó, finalmente, la pérdida de la licencia de actividad".

Añade el fiscal que también ocultó que el inmueble carecía de los correspondientes contratos de suministro eléctrico y de agua, "siendo abastecido únicamente por contratos de obra".