La Verdad

Murcia, 15 nov (EFE).- La Sección 2ª de la Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia dictada por el juzgado de Instrucción de Totana desestimando una querella por injurias y calumnias presentada por el inspector de obras del Ayuntamiento de Totana, Alfonso Cañizares, contra la exconcejal socialista Belén Muñiz y contra "Totana.com", según fuentes judiciales.

Cañizares se querelló contra "Totana.com" y la que fuera concejal del PSOE por publicar en 2014 que ningún funcionario del Ayuntamiento adscrito a urbanismo tenía reconocida su compatibilidad para desempeñar trabajos fuera de su función pública, lo cual podía constituir un caso más de corrupción.

La Audiencia Provincial destaca que los hechos dados a conocer y publicados por "Totana.com" carecen de rango ofensivo y no soportan un juicio de tipicidad provisoria, incidiendo en el hecho consolidado por más de 40 años de Jurisprudencia del Constitucional, de que cuando entran en colisión conceptos tales como libertad de información y derecho al honor, la información goza de una posición preferente y ha de prevalecer siempre.

La resolución judicial recuerda que la imposición de costas al querellante tiene como fundamento evitar querellas infundadas o la imputación injustificada de hechos delictivos y debe atenerse a los criterios de evidente temeridad y notoria mala fe.

Añade que la instrumentalización del derecho penal para silenciar o acallar críticas lleva a declarar al querellante incurso en temeridad.

Por todo ello, la Audiencia acuerda desestimar el recurso y condena al inspector municipal en costas por temeridad y mala fe.

En su querella criminal, Cañizares solicitó 20.000 euros de responsabilidad civil a Belén Muñiz y a Totana.com.