La Verdad

Murcia, 14 nov (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia juzgará este miércoles a un total de siete personas que están acusadas de dedicarse al tráfico de drogas y a las que, durante la investigación a la que fueron sometidas se descubrió la existencia de un laboratorio de fabricación de cocaína en el sótano de un edificio ubicado en Bullas.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, señalan que los acusados son Jorge Alberto V.S., Fernando G.A., Andrés G.A., Vicente D.S., Herlán M.F., William Z.O. y Abad S.R.

La investigación policial se inicial en 2011, cuando la Guardia Civil tuvo sospechas de que los acusados se dedicaban al tráfico ilegal del drogas, con indicios que apuntaban hacia dos de ellos, Fernando G.A. y Andrés G.A., nacidos ambos en Colombia.

Las sospechas condujeron a los agentes también hacia Jorge Alberto V.S., natural de Bolivia.

Dentro de las actuaciones de la Benemérita, se encuentra el seguimiento del que fue objeto Vicente D.S., que fue sorprendido al llegar al aeropuerto de Barajas de Madrid en febrero de 2012, procedente de Bolivia.

Portaba en el interior de su cuerpo cocaína envuelta en preservativos, que expulsó en el hospital madrileño al que fue conducido y que arrojó un peso de 1,2 kilos, valorados en 44.340 euros.

En los registros domiciliarios de los acusados fueron hallada pequeñas cantidades de la misma sustancia, así como utensilios habitualmente utilizado en este comercio ilegal.

El fiscal reclama para seis de los acusados, como autores de un delito contra la salud pública, cuatro años y medio de cárcel y multa de 120.000 euros, y para el séptimo, Abad S.R., como cómplice, dos años de prisión y multa de 25.000 euros.