La Verdad

Cartagena, 13 nov (EFE).- La Mesa para el Estudio de la Viabilidad de la Provincia de Cartagena y otras Fórmulas de Descentralización Administrativa ha acordado hoy que en diciembre haya un borrador de primeras conclusiones, aunque hay diferencias entre grupos, la mayoría de los cuales aboga por profundizar en la comarca.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Cartagena ha señalado que en la reunión se han aportado las resoluciones a las que ha llegado cada uno de los participantes y los grupos municipales de MC, Cs y CTSSP han entregado sus respectivos documentos, mientras que el resto, PSOE, PP, la plataforma 2es+ y la Federación de Asociaciones de Vecinos, lo hará antes del viernes.

En este marco se ha alcanzado el acuerdo de empezar a trabajar para tener a principios del mes que viene un documento único con las aportaciones y soluciones de todas las partes, que incluirá las ventajas y desventajas de cada propuesta.

La intención es alcanzar un acuerdo que pueda ser remitido al Gobierno de Murcia y a la Ponencia para la Reforma del Estatuto de Autonomía de la Asamblea Regional.

A la espera de los documentos del PSOE y del PP, MC, Cs y CTSSP han aportado sus preferencias, que en el caso de la formación cartagenerista abogan por la creación de la segunda provincia en la región, mientras que las formaciones naranja y morada coinciden en apostar por el desarrollo de la comarca como ente que permita un ahorro en los servicios públicos.

El presidente de MC, Jesús Giménez, ha vuelto a recurrir a los estudios jurídicos, económicos y sociales encargados a las universidades públicas murcianas, que, en su opinión, avalan que la provincia de Cartagena "no solo es viable, sino que es la mejor solución para la región de Murcia".

Para Giménez, la comarca es una forma de descentralización de la comunidad, mientras que la provincia descentraliza el Estado, lo que aumentaría obligatoriamente el peso específico de la región en las Cortes Generales y permitiría una defensa "mucho más fuerte" de asuntos como el agua o las infraestructuras.

CTSSP ha apostado por una comarcalización pendiente recogida en las leyes actuales y que resulta viable política y jurídicamente para "terminar con el centralismo y la discriminación presupuestaria".

Ha descartado la provincia como la "solución a los problemas" del municipio al ser una "institución anticuada del siglo XIX" que generará más burocracia y cargos políticos y no tendrá repercusión económica "positiva" ni mejorará los servicios públicos.