La Verdad

Murcia, 13 oct (EFE).- El Ayuntamiento de Murcia destinará más de 2 millones de euros a realizar diversas obras de paso y diques en media docena de ramblas del municipio para evitar las frecuentes inundaciones que se producen en sus entornos cada vez que hay lluvias copiosas.

La Junta de Gobierno local ha aprobado hoy una encomienda a la empresa municipal Urbamusa para redactar y dirigir varios proyectos hidráulicos en pedanías con el objetivo de prevenir y evitar inundaciones.

En concreto, se llevarán a cabo trabajos en las ramblas de El Garruchal, El Carmen, Espinardo, Churra, Sangonera la Verde y Los Martínez del Puerto, ha detallado la portavoz municipal, Rebeca Pérez, en un comunicado.

Las obras serán de dos tipos diferenciados, en primer lugar, obras de paso bajo calles para permitir que las aguas procedentes de escorrentías puedan atravesar esas vías sin causar problemas de balsas o inundaciones.

Por otra parte, se ejecutarán pequeños diques de mampostería en las citadas ramblas con el objetivo de que, cuando se produzcan lluvias copiosas, se pueda realizar una laminación previa de las avenidas y minimizar así su impacto.

En concreto, en la rambla del Puerto del Garruchal se ejecutará una obra de paso y el acondicionamiento viario necesario en la sección de cruce de la rambla con la carretera RM-302, ubicada entre Beniaján y Torreagüera, así como otra obra de paso aguas arriba de la indicada, en la calle Rincón del Gallego.

En la rambla de El Carmen se ejecutará otra obra de paso y acondicionamiento viario en la intersección entre la mencionada rambla con la carretera RM-A4, situada en Cabezo de Torres.

En cuanto a las ramblas en Sangonera La Verde (Cuevas del Norte y Depósito Mayayo) y en Los Martínez del Puerto se llevarán a cabo tres obras de paso y acondicionamiento viario en los cruces de las mencionadas ramblas y viales urbanos.

Por último, los proyectos de correcciones hidrológicas para laminación de avenidas consisten en ejecutar un total de cuatro diques de mampostería en la cabecera de las ramblas de El Carmen, Churra, Espinardo y El Garruchal.

Para la realización de los estudios hidrológicos e hidráulicos será necesaria la toma de datos topográficos en cada una de las cuencas y deberán ser consensuados y autorizados por la Confederación Hidrográfica del Segura.

Por otra parte, la Junta de Gobierno ha aprobado un proyecto redactado por la Dirección General de Agua de la comunidad autónoma para construir una nueva depuradora de aguas residuales en la pedanía de Cañadas de San Pedro.

La nueva planta dará servicio a un total de 366 viviendas de esa localidad que hasta ahora vertían sus aguas residuales en fosas sépticas.

El proyecto supondrá una inversión de 3,4 millones de euros procedentes de la comunidad autónoma, mientras que el Ayuntamiento se encargara de poner a disposición de la administración regional los terrenos necesarios para acometer la obra, y se encargará de su gestión y mantenimiento una vez se ponga en marcha.

Está previsto que la planta comience a construirse el próximo año y, de manera simultánea, Ayuntamiento y Aguas de Murcia ejecutarán un colector y tres estaciones de bombeo para conducir las aguas residuales de las viviendas afectadas a la nueva depuradora.

Pérez ha explicado que actualmente el núcleo urbano de Cañadas de San Pedro no cuenta con una red de alcantarillado, una infraestructura con la que si cuentan las urbanizaciones de Monte Blanco y Brugarola, en la misma zona, aunque al no tener depuradora no tenían servicios de saneamiento.

La red de alcantarillado del municipio tiene cerca de 1.600 kilómetros de longitud y alcanza al 95 por ciento de las viviendas de la ciudad, mientras que el resto vierten sus aguas residuales a fosas sépticas o al medio natural.