La Verdad

Murcia, 13 oct (EFE).- Ciudadanos ha denunciado hoy el "hacinamiento" que sufren a diario los viajeros de la línea 39 de autobús, que une el centro de la ciudad con el campus de Espinardo de la Universidad de Murcia, y ha exigido mayores frecuencias en horas punta y mejoras en las políticas de movilidad.

El portavoz del partido naranja en el Ayuntamiento de Murcia, Mario Gómez, ha lamentado que los autobuses de esa línea van completamente abarrotados en las horas de entrada y salida de la universidad y mostrado su "rechazo a las políticas de movilidad del PP" local.

En su opinión, "resulta lamentable" que el alcalde de la ciudad, José Ballesta, y su equipo "sigan sin mejorar un servicio tan básico como el transporte público, pero sigan vendiendo a bombo y platillo una Murcia inteligente".

Frente a esas "puestas en escena" y "circos publicitarios", ha criticado, está la "falta de valentía del Gobierno local a la hora de afrontar mejoras necesarias" para el transporte público, entre las que ha destacado medidas que "pongan fin a la discriminación tarifaria que sufren los vecinos de pedanías" o la eliminación del pago de los transbordos.

También ha reivindicado la recuperación del servicio de buhobús, la implantación de un transporte a demanda en pedanías de baja población y la puesta en marcha de una tarifa plana para los estudiantes no universitarios, entre otras propuestas.

Gómez ha adelantado que su partido incluirá estas iniciativas en el debate de presupuestos para 2018, para que queden reflejadas en "partidas reales" que propicien un "cambio verdadero" en el transporte público y la movilidad del municipio.

Asimismo, ha defendido la necesidad de aumentar la red de carriles bici bien planificada para ayudar a agilizar el tráfico y no congestionarlo, mejoras en el sistema de alquiler de bicicletas públicas, más frecuencias y líneas de autobús, rebajas y ayudas para fomentar el uso del taxi y habilitar aparcamientos disuasorios gratuitos con vigilancia y conectados con el transporte urbano.

Por su parte, el concejal de Fomento, Roque Ortiz, ha recordado que la línea 39 de autobús, como el resto de líneas interurbanas entre Murcia y las pedanías, está gestionada por al comunidad autónoma y no por el Ayuntamiento.

No obstante, ha insistido en el trabajo "de la mano" entre el Consistorio y la Consejería de Fomento para mejorar esas líneas y prestar "el mejor servicio posible a los usuarios".