La Verdad

Murcia, 12 oct (EFE).- La Agencia Tributaria de la Región de Murcia (ATRM) se hará cargo de la gestión de impuestos municipales de Cieza después de que el pleno del Ayuntamiento aprobase la cesión de la gestión de los tributos municipales en el ámbito de la recaudación ejecutiva y con competencias de gestión, liquidación e inspección.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Andrés Carrillo, explicó que "esta decisión voluntaria del Ayuntamiento de Cieza posibilitará más agilidad, optimización y mejor gestión en la recaudación de tributos municipales", y agregó que "se trata de una muestra más del apoyo del Gobierno regional a los municipios".

La Comunidad ya gestiona los tributos 32 municipios de la Región a través de la ATRM.

Además, la Comunidad instalará una oficina de atención al contribuyente para que en Cieza se puedan presentar también los impuestos regionales, y cualquier vecino de la localidad no se tenga que desplazar a Murcia para obtener la liquidación de impuestos como el de transmisiones patrimoniales o el de actos jurídicos documentados.

La cesión de la gestión de los tributos se formalizará con la firma de un convenio entre las dos instituciones.

La gestión de los tributos municipales por parte de la Agencia Tributaria supone un ahorro para los ayuntamientos, al tiempo que ponen a su disposición personal técnico especializado, informó hoy la Comunidad Autónoma de Murcia.

Además, este sistema incluye que los ciudadanos puedan acceder a un plan personalizado de pagos, con aplazamiento de hasta 12 meses sin intereses.

La ATRM dispone actualmente de una red de 29 oficinas repartidas por toda la Región, en las que se presta un servicio integral tributario y donde los vecinos pueden hacer sus gestiones en cualquiera de las oficinas de la ATRM del mismo modo que las haría en su municipio.

La agencia pone a disposición de los ayuntamientos y de los contribuyentes la Oficina Virtual, a través de la que se pueden realizar gestiones telemáticas como pagos a través de Internet, aplazamientos y fraccionamientos de pago o solicitudes de información, entre otras.