La Verdad

Madrid, 17 sep (EFE).- El Ministerio de Hacienda retoma el martes la negociación sobre la subida salarial de los empleados públicos con los sindicatos, que continúan a la espera de conocer la propuesta del Gobierno y que amenazan con movilizaciones si no se empieza a recuperar el poder adquisitivo perdido con la crisis.

La reunión del martes será la tercera que se mantiene sobre esta cuestión y, previsiblemente, la última antes de la mesa de función pública prevista para esta semana, de la que tendría que salir el eventual acuerdo antes de la aprobación del proyecto presupuestario el viernes.

CCOO, UGT y CSIF confían en que el martes Hacienda les plantee su propuesta de subida salarial, más allá de la iniciativa de alcanzar un acuerdo a tres años (2018, 2019 y 2020) vinculado a la evolución de la economía.

Se trataría de una fórmula mixta, con una parte de subida fija y otra variable ligada, de alguna forma que aún no se ha detallado, al PIB, aunque no a la inflación como reclaman los sindicatos.

En las reuniones anteriores no se barajó ninguna cifra concreta, aunque, según los sindicatos, el coste de subida salarial y el margen presupuestario que maneja Hacienda no permitiría elevar los sueldos más de un dos por ciento al año.

En los últimos meses, el Gobierno ha reiterado en diversas ocasiones que la subida salarial para 2018 superaría el 1 % aplicado en 2016 y 2017.

Esta subida es insuficiente para los sindicatos, que ven imprescindible empezar a recuperar el poder adquisitivo perdido durante los años de la crisis -el 13 % según CCOO, el 16,9 % según UGT y el 20 % según CSIF-.

De hecho, han avanzado que si las negociaciones terminan sin acuerdo convocarán a movilizarse a los alrededor de tres millones de empleados públicos que hay en España, sin descartar la huelga.

En las negociaciones también se han abordado otras cuestiones, como la tasa de reposición o la ampliación de la oferta para convertir puestos de trabajo interinos en fijos, en las que han observado una mayor receptividad por parte de Hacienda.

Así, han planteado la creación de un grupo de trabajo para incorporar nuevos sectores al plan de empleo de conversión de puestos de trabajo interinos en fijos.

Los sindicatos creen que también pueden alcanzarse acuerdos, al menos parciales, con respecto a la tasa de reposición, aunque son menos optimistas en materia de negociación colectiva, donde su principal reivindicación es permitir a las distintas administraciones negociar sus propias condiciones laborales, entre ellas la recuperación de la jornada de 35 horas.

En el ámbito privado, las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos UGT y CCOO comenzarán mañana las conversaciones sobre salarios y otros asuntos de negociación colectiva de cara a 2018, en lo que será la primera toma de contacto, después de un intercambio de misivas llevado a cabo en las últimas semanas.

Esta reunión se producirá un mes después de haber cerrado la negociación sobre 2017 sin lograr un acuerdo marco de subida de los sueldos.

La propuesta de subida planteada por los sindicatos para el presente año oscilaba entre el 1,8 % y el 3 % unida a una cláusula de garantía salarial, una condición inasumible para la patronal, que ofrecía un alza de entre el 1,2 % y el 2,5 %.