La Verdad

Murcia, 17 sep (EFE).- La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha desestimado el recurso de una empresa contra la sentencia de un juzgado de Cartagena que declaró improcedente el despido de un trabajador al no haberse demostrado que hubiera incurrido en competencia desleal.

La sentencia apelada señala que el demandante, oficial de primera de la empresa, se desplazaba a diario en un vehículo de la empresa a unas instalaciones náuticas en San Pedro del Pinatar y en dos ocasiones al salir de su trabajo se dirigió a una casa de campo y realizó unas tareas en un barco.

La empresa consideró que su empleado había incurrido en competencia desleal, por lo que acordó su despido.

El juzgado de lo social al que correspondió la demanda declaró improcedente la extinción de la relación laboral y condenó a la demandada a readmitir al trabajador o a indemnizarlo con 7.590 euros, resolución que ahora encuentra el respaldo del TSJRM.

No obstante, deja en manos de la empresa imponerle una sanción de amonestación por escrito o suspensión de empleo y sueldo de entre 2 y 20 días sin lo considera oportuno.

"En el presente caso -dice la sala- se trata de trabajos realizados fuera de la jornada de trabajo que el demandante reconoce haber llevado a título de buena amistad dos días, por lo que no cabe apreciar que se trate de una actividad que pueda ser calificada de competencia desleal" porque no se ha demostrado que le fuera retribuida o que utilizara herramientas o maquinaria de la empresa.

"La única irregularidad apreciable -concluye- es que cuando está en el trayecto de regreso utilizando el vehículo de la empresa se detiene para ayudar a un amigo, sin que exista constancia de que tuviera que desviarse notoriamente".