La Verdad

Murcia, 3 ago (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de Instrucción de Yecla que condenó al pago de una multa de 60 euros a un vecino de esta segunda población que agredió a otro cuando ambos coincidieron en una iglesia.

La sentencia, que no explica el motivo que originó la agresión, señala que la misma se produjo el 30 de junio de 2016, cuando el acusado golpeó en el rostro al denunciante.

El tribunal de la Audiencia ha desestimado el recurso de apelación que presentó el acusado, que se declaró inocente y aseguró que el Juzgado había incurrido en error a la hora de valorar las pruebas aportadas al juicio.

Al rechazar el recurso, la sala dice que el juez contó con elementos probatorios suficientes sobre los que basar la sentencia condenatoria.

Y añade que con la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional no es posible revocar una sentencia de instancia si la misma no resulta ilógica, arbitraria o irracional, lo que no ocurre en este caso.