La Verdad

Murcia, 31 jul (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado el archivo de la denuncia presentada por una clienta de una zapatería de esta capital que aseguró que un dependiente la misma la violó en la trastienda del local, cuando el mismo había sido cerrado al público.

El auto, al que ha tenido acceso Efe, desestima así el recurso que la denunciante presentó contra la resolución del Juzgado de Instrucción de Murcia al que correspondió el caso y que acordó el sobreseimiento de las actuaciones por falta de pruebas.

En su denuncia, la ahora apelante aseguró que los hechos ocurrieron hacia las 21:30 horas del 24 de agosto de 2016 en un cuarto trasero del local, poco después de que ella hubiera acudido a recoger unos zapatos y negociaba con el denunciado que le hiciera un descuento mayor al ofrecido.

El auto judicial se hacía eco de las declaraciones del dependiente, que afirmó que las relaciones sexuales fueron consentidas y que la única discrepancia surgió cuando ella pretendía que le regalase un par de zapatos.

Señalaba también el Juzgado que el caso presentaba muchas dudas, ya que la mujer tardó varias horas en presentar denuncia y porque pese a afirmar que la agresión sexual se produjo con el empleo de una gran violencia, en su cuerpo no fueron halladas lesiones de entidad suficiente para considerar creíble su versión.

En su apelación, la mujer señaló que si tardó tres horas en ir al hospital fue porque tras los hechos había quedado en estado de shock, para añadir que siempre había mantenido la misma versión de lo ocurrido, sin caer en contradicciones.

El auto de la Audiencia Provincial de Murcia, contra el que no cabe recurso alguno, comenta que "el déficit probatorio se ve agravado por el propio comportamiento seguido por la denunciante tras la agresión y por las contradicciones en que incurre en su testimonio".