La Verdad

Murcia, 2 ago (EFE).- La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región no ha admitido, por razón de su cuantía, el recurso que el Colegio de Abogados de Murcia presentó contra la sentencia de un Juzgado que estimó la reclamación de un letrado contra la suspensión de un mes y medio en el ejercicio de la profesión y procedió a anularla.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Colegio sancionó a este letrado como autor de una infracción grave de las recogidas en el Estatuto General de la Abogacía, en concreto, la referida al incumplimiento de las normas estatutarias o de los acuerdos adoptados por los órganos colegiados.

El Juzgado anuló la sanción por defectos en la tramitación del expediente, ya que se privó al sancionado de ejercer plenamente su derecho de defensa al no ser convocado para la práctica de la prueba testifical acordada.

El Colegio de Abogados expuso en su recurso que no había existido indefensión y, además, señaló que el Juzgado podía haber dispuesto de oficio la práctica de la prueba.

También señaló que el colegiado sancionado no alegó indefensión por el modo en que se practicó la prueba de una testigo.

Ahora, la Sala no ha admitido el recurso porque su cuantía económica no supera los 30.000 euros, cantidad precisa para que un asunto pueda llegar a la misma.