La Verdad

Murcia, 2 ago (EFE).- El PSOE ha exigido hoy al Gobierno regional un inversión "real y digna" para cumplir con los dependientes reconocidos en la Región, al tiempo que ha acusado a la consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de prestar "servicios de bajo coste", por lo que se necesitarían "demasiados años" para atenderlos sin una mejor financiación estatal.

En un comunicado, la diputada regional Consuelo Cano ha alertado de que el problema "más acuciante" para este colectivo es la gran cantidad de dependientes que están falleciendo "sin tener la mínima atención que les corresponde", cifrando en 1.900 las personas "que han desaparecido de la estadística en dos años".

Para Cano, el incremento presupuestario de 100 millones de euros para dependencia acordado por PP y Ciudadanos resulta "inútil" si no se modifican las cuantías del Nivel Mínimo Garantizado por dependiente atendido, que sería la "solución definitiva".

La diputada del PSOE ha recordado que de los 320.000 dependientes españoles que están en lista de espera, según la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, 6.000 son murcianos que siguen esperando con su derecho reconocido y 1.765 habitantes de la Región a la espera de ser reconocidos.

Cano ha censurado que la consejería de Familia e Igualdad, tras agilizar los expedientes tras años "doblando estanterías", no consigue darle el impulso necesario y vuelve a ralentizarse la tramitación administrativa para reconocer el grado de dependencia.

Para la parlamentaria, el "gran problema en el horizonte" es la atención de "bajo coste", puesto que la incorporación del Grado I no viene acompañada de mayor financiación y mejora de la red de prestaciones disponibles, como la prevención y promoción de la autonomía, la teleasistencia, con un coste de 25 euros mensuales o las prestaciones económicas por cuidados en el entorno, que ronda los 300 euros al mes.

"La atención y cumplimiento de la Ley de Dependencia sigue estando pendiente y el PSOE seguirá alzando la voz y reclamando un cumplimiento real y digno para todos los ciudadanos con derecho reconocido", ha concluido Cano.