La Verdad

Murcia, 18 jul (EFE).- Un astado de la ganadería de Miguel Beteta, de Nerpio (Albacete), llevó emoción en el último de los encierros de Moratalla (Murcia), ya que su presentación y movilidad despertó el interés de los cientos de personas que siguieron su discurrir a lo largo de las calles del casco antiguo de esta población murciana.

El toro, que había sido ofrecido por la peña "Al Alimón", ofreció espectáculo e hizo vibrar a los espectadores, convirtiéndose en todo un atractivo en este encierro en el que las vaquillas correspondían a la ganadería de El Rellano.

El propio ganadero, Miguel Beteta, que había acudido a Moratalla junto a dos de sus hijos, tuvo la oportunidad así de disfrutar del juego del astado de su hierro, cuyo discurrir siguió desde un balcón de la calle Mayor.

La ganadería de Beteta está presente en los encierros y suelta de vaquillas de Moratalla desde hace numerosos años.