La Verdad

Murcia, 18 jul (EFE).- La última reunión de Patronato de la Fundación para la Tutela y Defensa del Adulto ha dado cuenta de su memoria de actividades del año y entre los datos ofrecidos, destaca que cada vez la población tutelada es más joven y así las personas tuteladas en 2016, el 33 eran menores de 65 años.

En el pasado año, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tuteló a 56 personas, lo que representa un 8 por ciento más que en el año anterior.

La Comunidad ejerce el papel de la familia para 731 personas mayores de edad, que están incapacitadas y que no tienen a nadie que atienda sus necesidades.

Entre los 56 cargos tutelares otorgados a la Fundación Murciana para la Tutela y Defensa Judicial de Adultos, encargada de prestar el servicio, 33 fueron conferidos a causa de la enfermedad mental, siendo este el motivo más frecuente de modificación de la capacidad. De las personas tuteladas el pasado año, sólo cinco personas necesitaron de ingreso psiquiátrico para compensación médica.

Ha crecido el número de adultos adheridos a este servicio ya que en el año 2003 eran 47 las personas tuteladas por la Comunidad y han ido aumentando progresiva hasta alcanzar la cifra actual, explicó la consejera de Familia, Violante Tomás.