La Verdad

Murcia, 17 jul (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado que un hombre cometió un delito leve de amenazas cuando dijo a otro que "si no lo mataba en ese momento iba a ser un milagro", aunque le ha rebajado a 30 euros la multa que le fue impuesta por un Juzgado de Instrucción de esta ciudad.

El Juzgado, en la sentencia a la que ha tenido acceso Efe,declaró probado que los hechos ocurrieron el 26 de junio de 2015, cuando el acusado se encontró al denunciante y le amenazó con matarle cuando lo viera de nuevo.

Además, le advirtió de que "la próxima vez que te vea te mato, si no lo hago ahora va a ser un milagro".

En el recurso de alzada, el condenado alegó que existía un interés por parte del denunciante en causarle daño, "en represalia ante las sucesivas advertencias de que había sido objeto en el sentido de que no se acercara a su hija".

Igualmente expuso que durante el juicio no se probó que lanzara la frase que fue considerada constitutiva de un delito leve de amenazas, por lo que reiteró su solicitud de absolución.

El tribunal de la Audiencia considera, por el contrario, de que los hechos quedaron probados en el juicio, por lo que confirma la comisión del delito leve, aunque rebaja la multa impuesta a treinta euros en aplicación de la reforma del Código Penal que entró en vigor en 2015.