La Verdad

Murcia, 16 jul (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que, en octubre pasado, condenó a un hombre al pago de dos multas por importe total de 1.080 euros por agredir a otros dos en el transcurso de los incidentes producidos por el ruido de un bar ubicado en la pedanía murciana de Puente Tocinos.

La sentencia, ahora confirmada por la Audiencia, condenó igualmente a un segundo acusado, en este caso, como autor de una falta de amenazas, a la pena de treinta euros de multa.

El Juzgado declaró probado que los hechos se produjeron en la madrugada del tres de octubre de 2011, después de que este último, propietario del local, hubiera recibido la visita de la Policía Local debido a las quejas vecinales por el exceso de ruido.

Tras cerrar el local, se dirigió hacia la vivienda de uno de los vecinos -el otro acusado-, al que amenazó e insultó, ante lo que este reaccionó agrediendo tanto a aquel como a su acompañante.

La sentencia, ratificada ahora por la Audiencia, impuso al vecino condenado por dos delitos de lesiones el pago de las multas y de indemnizaciones a los perjudicados por importe total de 6.350 euros, por las lesiones sufridas.