La Verdad

Madrid, 20 jun (EFE).- Los pacientes crónicos denuncian que las distintas políticas aplicadas por las comunidades autónomas es la principal barrera para acceder a los tratamientos en España y uno de cada diez considera que el modelo sanitario "ya no es válido".

Así lo recoge el IV Barómetro EsCrónicos presentado hoy, un día antes del primer Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que preside la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, una reunión en la que, según lamentan los pacientes, se continúa sin contar con ellos.

El estudio, realizado por un equipo investigador de la Universidad Complutense y auspiciado por 26 organizaciones estatales de pacientes, señala que 8 de cada 10 crónicos consideran que el Sistema Nacional de Salud necesita cambios y para 4 de cada 10 éstos deben ser "importantes".

Eliminar las diferencias asistenciales entre comunidades, favorecer la continuidad asistencial, mejorar la atención en urgencias y potenciar el trabajo de y con las organizaciones de pacientes con los principales cambios señalados por los encuestados.

Así, según el presidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Tomás Castillo, "las diferencias entre las comunidades en la atención sanitaria es uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos".

Este paciente ha denunciado que "hay comunidades e incluso hospitales que subvencionan unos tratamientos o ayudas técnicas y otras, no", así como que "a los desplazados se les ponen límites en el número de medicamentos recetados, no se les deriva a especialistas o no realizan análisis si no son urgentes".

El Barómetro EsCrónicos es la única encuesta en España que recoge la opinión de los pacientes crónicos que en esta cuarta edición otorgan una nota de 6,4 a la atención sanitaria recibida en los últimos doce meses según entrevistas realizadas entre enero y marzo de 2017.

Esta nota se mantiene estable desde 2016 cuando la calificación ascendió a 6,1.

Los crónicos siguen valorando la atención recibida por médicos generalistas y especialistas: el 83 % y el 78 % de los encuestados la califica como buena o muy buena, respectivamente.

No ocurre igual con los servicios de Urgencia: 4 de cada 10 considera que es mala, muy mala o necesita mejorar.

Otro aspecto con margen de mejora es la coordinación entre especialistas: 2 de cada 10 la considera mala o muy mala, mientras el 30 % cree que es regular.

Las organizaciones de pacientes, internet y el personal de Enfermería son las principales fuentes de información a la que acuden los pacientes, además de a su médico.

En cuanto a la atención recibida en las farmacias, los enfermos creen que debe mejorar la información sobre medicamentos, enfermedades y organizaciones de pacientes y los cuidados de salud y servicios profesionales farmacéuticos.