La Verdad

Murcia, 19 jun (EFE).- El delegado del Gobierno en Murcia, Antonio Sánchez-Solís, ha considerado hoy que se cumplió "estrictamente" con la ley al permitir que el colectivo de ultraderecha Lo Nuestro se concentrase el sábado en Murcia coincidiendo con el desfile del Orgullo LGTBI y que el dispositivo policial establecido "fue el adecuado".

Así lo ha indicado después de que varios partidos políticos hayan exigido su dimisión tras los acontecimientos vividos esa jornada, cuando se produjeron varios incidentes durante el desfile de los colectivos homosexuales.

Sánchez-Solís ha recordado que la ley que rige las manifestaciones y concentraciones data de 1983 y pone como único requisito para su autorización la comunicación con un plazo de 10 días, tal y como hicieron tanto la comunidad LGTBI como el colectivo ultra.

Además, la norma establece la posibilidad de adoptar medidas para salvaguardar la seguridad, como también se hizo, puesto que la concentración de Lo Nuestro, que se iba a realizar en la Glorieta España, fue trasladada al parque Fofó para evitar que sus participantes se cruzaran con la marcha del Orgullo.

Según los informes de la Policía, tanto local como nacional, durante la jornada solo se formalizó una denuncia por agresión a un fotógrafo de prensa, y el agresor fue inmediatamente identificado y esta misma mañana se ha celebrado un juicio rápido al respecto.

Además, durante el desfile se detectó a un grupo de media docena de personas que increpaban a los participantes, que inmediatamente fueron también localizados por los agentes y reconducidos al parque Fofó, además de identificar al cabecilla para establecer las responsabilidades oportunas.

Así, en todo momento el dispositivo policial mantuvo a los ultraderechistas en el parque Fofó y no constan más denuncias ni incidentes, ni durante el desfile ni en las celebraciones y conciertos posteriores.

Ahora Murcia ha insistido en pedir la dimisión de Sánchez-Solís, así como "que se investigue de oficio" todo el proceso de autorización de la convocatoria radical.

Por su parte, Cambiemos Murcia ha anunciado que se sumará a la concentración convocada para mañana por la asociación Murcia Diversa por la Igualdad para exigir la dimisión del delegado del Gobierno por su actitud "irresponsable" en este asunto.

Ambas formaciones han coincidido en que la convocatoria de Lo Nuestro no debió trasladarse de lugar, sino que no debió autorizarse, menos aún coincidiendo con la jornada del Orgullo.

Por su parte, los diputados del PSOE por Murcia María González y Pedro Saura han presentado un escrito en el Congreso en el que le preguntan al Gobierno sobre este asunto y sobre si Mariano Rajoy pedirá la dimisión de Sánchez-Solís.