La Verdad

Madrid, 19 jun (EFE).- El portavoz de la ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, ha asegurado hoy que no ve "problema" en que los presidentes autonómicos de su partido dejen de ser secretarios generales de sus federaciones, si así lo deciden los militantes.

Puente, ha apuntado, no obstante, que si ellos mismos no lo creen así, los que estén en esa situación deberán hacer una "reflexión a posteriori en casa caso".

"Una cosa es el liderazgo del partido y otra el institucional, yo no veo problema, porque los dos liderazgos responden a claves diferentes", ha afirmado el portavoz de la nueva dirección del PSOE preguntado por este asunto en su primera rueda de prensa en Ferraz.

En ella Puente ha querido dejar claro que la ejecutiva federal "no va a debilitar la posición institucional" de ningún presidente autonómico o alcalde, pero al mismo tiempo ha garantizado que lo que tampoco "va a hacer nunca es desactivar las iniciativas que surjan de la base".

"Nosotros no vamos a alentar candidaturas alternativas a nadie, pero tampoco las vamos a cercenar ni impedir que se presenten", ha recordado.

Tras argumentar que eso "iría en contra del espíritu" del proceso congresual que el PSOE acaba de finalizar, Puente ha sostenido que a las bases no hay que indicarles el camino: "cuando se le trata de poner una antorcha por delante a los militantes generalmente estos toman una dirección opuesta".

Puente ha discrepado además con el presidente valenciano, Ximo Puig, que considera que la posible candidatura a la secretaría general del PSPV del alcalde de Burjassot, el "sanchista" Rafael García, es un intento de debilitar su liderazgo.

"Uno no puede decir que su liderazgo se debilita porque haya más candidatos, porque eso está en los procedimientos del partido; si creemos que los procedimientos debilitan los liderazgos deberíamos cambiarlos", le ha emplazado.

Óscar Puente, que fue en la campaña de las primarias el portavoz de la candidatura de Pedro Sánchez, tuvo por entonces bastantes enfrentamientos dialécticos y rifirrafes en Twitter con destacados 'susanistas', entre ellos el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

Cuando éste sugirió que se replantearía su futuro si ganaba Sánchez las primarias, Puente defendió en su Twitter que eso era una razón más para votarle.

Tras admitir hoy que desde que es portavoz de la ejecutiva ha borrado 54.000 tuits, el también alcalde de Valladolid ha quitado importancia a ese enfrentamiento y ha defendido que Page está "desarrollando una buena labor en Castilla-La Mancha" y que "ojalá continúe en su responsabilidad".

"Probablemente él se calentó cuando dijo eso y yo también me calenté cuando le respondí; ahora con el enfriamiento seguro que él ha reflexionado y piensa distinto, como yo pienso distinto", ha zanjado.